Diario Vasco

Urkullu y Puigdemont comen juntos en Barcelona

  • El almuerzo entre los presidentes vasco y catalán se produce dos horas antes del inicio de su encuentro oficial en el Palau de la Generalitat

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el president de Cataluña, Carles Puigdemont, comen juntos en Barcelona desde las tres de la tarde, dos horas antes de la inicialmente prevista para su cita en el Palau de la Generalitat, poco antes del homenaje a las víctimas de Hipercor en el trigésimo aniversario de la brutal matanza, al que ambos acudirán.

Los dos mandatarios envían así un mensaje de cordialidad institucional antes de su encuentro previsto para las 17.00 horas, el primero oficial que mantienen menos de dos semanas después del desafío lanzado por Puigdemont al Estado al anunciar el referéndum independentista unilateral para el próximo 1 de octubre. No obstante, ya coincidieron recientemente en el palco del estadio Vicente Calderón, donde ambos presenciaron la final de Copa entre el Alavés y el Barcelona.

Los presidentes aprovecharon para mantener una charla sobre cuestiones de actualidad política, poco después de que Puigdemont, crítico, interpretara de peculiar manera el acuerdo presupuestario entre el PNV y el PP. «A algunos les pagan por ser españoles», dijo entonces. El lehendakari aboga por el diálogo y el acuerdo transversal en el Parlamento frente a la vía unilateral catalana.

«Normalidad institucional»

Sobre el encuentro entre los presidentes autonómicos, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, lo situó dentro de la «normalidad institucional» y en el marco de los actos conmemorativos del atentado contra Hipercor. No obstante, reconoció que Urkullu y Puigdemont, «por supuesto», hablarán de otros asuntos de naturaleza política,

En ese sentido, recordó que el lehendakari ya ha expresado en numerosas ocasiones «y con claridad» la estrategia de futuro de Euskadi así como su respeto a las decisiones mayoritarias que adopte Cataluña. También añadió que el Gobierno vasco predica «desde hace tiempo» la necesidad de diálogo sobre la situación de Cataluña «como cauce obligado e imprescindible para buscar soluciones políticas a problemas de naturaleza política».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate