Diario Vasco
Patxi López, ayer tras la votación de la nueva ejecutiva del PSOE.
Patxi López, ayer tras la votación de la nueva ejecutiva del PSOE. / ÓSCAR DEL POZO

Patxi López: «Las heridas se empiezan a restañar, aunque cuesta cuando son profundas»

  • Patxi López, Secretario de Política Federal del PSOE

  • «Iglesias relaciona el término nación con autodeterminación, derecho a decidir o soberanía, cosas que no compartimos en absoluto»

Patxi López reconoce que le motiva «verdaderamente» su nueva tarea en el PSOE, donde ocupa ya la 'cartera' de Política Federal. El único 'no sanchista' en la ejecutiva socialista es consciente de que uno de los grandes retos a los que se va a enfrentar va a ser la cuestión territorial, centrada, en este momento, en Cataluña. El exlehendakari cree que su partido debe dar una respuesta a la tensión catalana desde la política. Sobre la situación interna, reconoce que «las heridas a veces, cuando son profundas, cuesta, pero se han empezado a restañar».

-¿Qué le llevó finalmente a decir 'sí' a Pedro Sánchez?

-Fue la vocación que teníamos desde el principio de buscar unidad, integración y de trabajar para el Partido Socialista en un área, la de Política Federal, que creo que es muy importante. En un momento en el que están las tensiones territoriales como están, creo que va a ser un campo de trabajo verdaderamente motivador.

-Una de sus condiciones para entrar en la ejecutiva fue que hubiera integración de las candidaturas no ganadoras, pero la realidad es que usted es el único 'no sanchista'.

-Hay alguno más, en el fondo.

-¿Alguno más?

-Sí. Pero bueno. La integración no se hace con nombres, se hace con voluntades. Y me consta que otros no han hablado ni siquiera de pertenencia a la comisión ejecutiva sino de que el secretario general conformara el equipo. Lo que se trataba era de remar todos en la misma dirección, con un proyecto que también hemos empezado a dar forma en este congreso, en el que recuperamos la izquierda, en el que definimos un modelo económico, por primera vez desde la izquierda, que haga frente al neoliberalismo, un modelo social basado en la recuperación del Estado del bienestar. Y, además, demostrando que hay una alternativa desde el Partido Socialista a las políticas de la derecha y que en el proyecto se integran las voluntades que quieren sumar juntas y combatir a esa derecha. Eso es un hecho en este congreso.

-¿Qué retos va a tener que afrontar en su estreno en el cargo de secretario de Política Federal?

-Uno de los grandes retos de España hoy es la cuestión territorial, centrada, en este momento, en Cataluña. Y el PSOE debe dar una respuesta a esa tensión desde la política. Una cosa es la defensa de la legalidad, que es evidente que en democracia no hay nada legítimo si se hace por encima de la ley, pero, al mismo tiempo, debemos comenzar a hacer propuestas y apuestas políticas para, desde el diálogo, ver cómo paramos las máquinas en Cataluña para dar una solución razonable y acordada. El PSOE no se puede quedar quieto en este asunto. Debemos trabajar para que la sociedad catalana entienda que hay un partido dispuesto a dar soluciones a sus problemas.

-¿Idoia Mendia le apoya al cien por cien en lo que usted va a tener que gestionar en la nueva responsabilidad en el partido?

-Pero, es que yo voy a estar también al cien por cien en lo que vaya a hacer Idoia en Euskadi.

-El hecho de que el PSOE asuma, por primera vez, la plurinacionalidad de España, ¿puede servir más para enredar que para resolver el problema territorial?

-Es el reconocimiento de una España que es diversa, que tiene singularidades y que puede tener distintas definiciones en los territorios. Ha sido quizás lo más llamativo, pero, en el fondo, el modelo territorial que defendemos los socialistas es el modelo que se define a través de pactos y entendimientos entre diferentes, que lo que hacen es definir un espacio de convivencia, unas reglas del juego, un progreso colectivo en el que identidades distintas conviven y acuerdan constituirse en comunidad política para progresar juntos. Y es verdad que se ha dado mucha más importancia a la nomenclatura, pero hay mucho más detrás de esto.

-¿A qué se refiere?

-En el fondo es un modelo federal que lo que hace es perfeccionar el estado de las autonomías, avanzar, resolver problemas que tenemos hoy encima de la mesa con las cuestiones territoriales, reconociendo las singularidades, buscando un sistema de financiación más justo y equitativo, buscando que no haya invasiones competenciales que nos llevan permanentemente a judicializar las relaciones entre el Estado y los territorios, y buscando una cámara territorial, un Senado, que nos permita a las partes compartir, debatir, proponer y acordar dónde queremos que vaya el conjunto.

-¿No va a ser esto un café para todos?

-No. De hecho, si uno mira los modelos federales más avanzados del mundo, cada territorio tiene una denominación distinta a otras. Y lo que impera por encima de la denominación es eso que se llama lealtad federal, lealtad constitucional, en la que todos jugamos con las mismas reglas del juego. Sabemos que la soberanía no se trocea y que no está en riesgo ni la vertebración del país ni su unidad.

-¿Y todo esto cómo se va a reflejar en la política del nuevo PSOE?

-Pasando ya de la definición a un posicionamiento y a una propuesta política, que somos conscientes que no será fácil que sea entendida.

-¿Sabe si ya ha aprendido Sánchez lo que es una nación?

-Seguro. (risas)

-¿Está seguro?

-No... Si, además, fue una cuestión dialéctica, de que no nos enredáramos en un debate que no es el nuestro. Que el término nación puede tener varias acepciones y debemos tener muy claro que hay una acepción de nación cultural, que no conlleva ni soberanía ni troceamiento del conjunto del país, que por ahí no debiéramos azuzarnos. De hecho la ponencia que hemos aprobado, lo primero que deja claro es que desde el reconocimiento de que la soberanía es única y que reside en el conjunto del pueblo español, lo que se habla es de ver cómo perfeccionamos el carácter plurinacional del Estado. Está muy bien acotado lo que decimos.

Coser el partido

-¿Se han restañado las heridas en el PSOE?

-Las heridas a veces, cuando son profundas, cuesta, pero se han empezado a restañar... Seguro.

-¿Es usted entonces una de las puntadas que ha cosido el partido con el retorno de Sánchez?

-Vuelvo a decir que no se trata de nombres ni de apellidos, sino de voluntad y la voluntad es evidente. Hemos hecho un proceso de primarias en el que ha habido una participación extraordinaria de la militancia que ha decidido, y esto ya se acabó. Ahora ya dejamos de hablar de nosotros mismos, nos dejamos de las peleas internas y lo que hacemos es remar juntos todos en la misma dirección.

-En la ejecutiva habrá otro vasco, Odón Elorza. ¿Cómo se llevan vizcaíno y guipuzcoano?

-Yo siempre me llevo bien con todos los compañeros socialistas aunque a veces defendamos cosas diferentes. Incluso le podría decir que hay otra vasca -Begoña García Retegi, nacida en Zumarraga-, pero que representa a Murcia.

-Elorza dijo al día siguiente de las primarias que no creía que usted pudiera estar en la ejecutiva habiendo sido candidato.

-Eso pregúnteselo a él... Luego también dijo, cuando fue conocida la oferta que me había hecho Pedro, que tenía que aceptar.

-¿En qué puede beneficiar al PSE-EE su presencia en la ejecutiva federal cuando están inmersos en el Parlamento Vasco en la ponencia de autogobierno y en el proceso de reforma estatutaria? ¿Va a remar usted para Euskadi?

-De hecho, Euskadi lo que cuenta es con una voz que conoce muy bien el País Vasco, evidentemente, y cuáles son las respuestas que debemos dar para ver cómo consolidamos la convivencia de los que pensamos diferente, pero queremos compartir un proyecto y un país. Y, por tanto, el PSE con la presencia en la ejecutiva y en el comité federal sale francamente reforzado.

-¿Comparte el análisis de Podemos sobre la política territorial?

-No. Porque depende del día. El otro día en la moción de censura, cuando hablaba de naciones, Pablo Iglesias, al final, acababa relacionando el término con autodeterminación, con derecho a decidir o con soberanía, cosas que no compartimos en absoluto.

-¿Usted está entre los que prefieren acercarse más a Podemos?

-Es que yo creo que el Partido Socialista no se tiene que definir por qué relación tiene con Podemos, Ciudadanos o con el PP o PNV, sino con qué relación tenemos con los ciudadanos y ciudadanas de este país. Con qué oferta lo hacemos, con qué proyecto queremos volver a atraer a la mayoría progresista de España. Yo lo que quiero es atraer también a esos electores de Podemos que en su día votaban al PSOE.

-¿Ha hablado con Susana Díaz durante el congreso?

-La verdad es que no he tenido oportunidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate