Diario Vasco

Xabier Olano: «EH Bildu y Podemos pueden alcanzar una mayoría absoluta en las próximas forales»

video

El portavoz de EH Bildu, Xabier Olano, en el exterior de la sede de las Juntas Generales de Gipuzkoa, en Miramón. / MIKEL FRAILE

  • Portavoz de EH Bildu en las Juntas de Gipuzkoa, El portavoz de EH Bildu en las Juntas desea que la unión de los contrarios a la incineradora fuerce una consulta en toda Gipuzkoa que paralice las obras recién iniciadas

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Xabier Olano (Altzo, 1959) concede esta entrevista en el despacho de EH Bildu en Juntas de Gipuzkoa en una mañana tranquila. No todas son así. Otras veces hay mucho ajetreo en esa sala o en la de Podemos. Ambos grupos llevan pactando iniciativas en estos dos años de legislatura y Olano confía en que esta entente derroque en 2019 al Gobierno foral de PNV y PSE-EE. Y también desea que la unión de los contrarios a la incineradora fuerce una consulta en toda Gipuzkoa que paralice las obras recién iniciadas. La coalición de Sortu, EA, Aralar, Alternatiba e independientes no arroja la toalla.

-¿Qué balance hace del ecuador de la legislatura?

-Desde la perspectiva del equipo de Gobierno, se ve que es un matrimonio de conveniencia mal avenido. Han tenido numerosas fricciones, con manifestaciones del PSE sobre el PNV, cuando estuvieron con Artur Mas, diciéndoles que 'no es malo que se tomen su minuto de recreo si luego vuelven al trabajo'. Los programas de uno y otro no son similares. El resumen de su actuación sería paralización, recortes y retroceso en cuestiones en que se había avanzado en la anterior legislatura como fiscalidad, mapa de servicios sociales o medio ambiente. El balance es negativo.

-Y de la oposición, ¿qué decimos?

-Tampoco hemos acertado en todo y hemos tenido deslices, pero hemos hecho una oposición constructiva. En la web de las Juntas se recoge que EH Bildu ha presentado 1.014 iniciativas, Podemos, 343; el PSE, 48; el PP, 41, aunque solo tiene un juntero; mientras el PNV es quien menos ha trabajado, con 26 expedientes. Lo que pasa es que el Gobierno ha utilizado su rodillo parlamentario.

-Habla de fricciones entre PNV y PSE. ¿En qué temas se aprecian?

-Hay muchas, pero citaré tres. En fiscalidad, mientras el PNV quiere reformar el Impuesto de Sociedades e implantar el escudo fiscal en el Impuesto de la Riqueza y las Grandes Fortunas, el PSE no está de acuerdo. En materia de residencias, el PSE aprobó en la pasada legislatura el calendario de acogida de las residencias municipales, que el PNV impide ahora, por lo que la Diputación sigue sin la competencia. Y por no hablar de las diferencias evidentes sobre el derecho a decidir.

-¿En qué han fallado ustedes?

-En algunas cuestiones ha faltado más diálogo con el Gobierno, y está claro que desde ambas partes no se ha hecho el esfuerzo suficiente para llegar a acuerdos.

-¿Igual ustedes deben ser más flexibles en sus iniciativas?

-Lo que ocurre es que el Gobierno foral hace propaganda de nueva gobernanza pero luego hace lo contrario de lo que dice. No hay ni diálogo ni transparencia. PNV y PSE votan en contra todas las propuestas. Entiendo que de mil propuestas no aprueben todas, pero unas cuantas eran razonables y para mejorar.

-¿Quizás persisten las heridas de la anterior legislatura, muy marcada por el enfrentamiento?

-Nosotros hemos puesto el contador a cero. Asumimos que no ganamos las elecciones, por poquito, y que al PNV le corresponde gobernar, y a nosotros hacer una oposición constructiva. Nos gustaría llegar a más acuerdos con el Gobierno, pero no hay voluntad. Su rodillo no es conveniente para Gipuzkoa.

-¿Hay alguna cosa positiva en el balance del Gobierno?

-Con muchos matices, la evolución de la economía y el descenso de las tasas de paro son positivos. Otra cosa es que se alcancen los objetivos, ya que hay que ver hasta qué punto ese empleo es duradero y no precario. Y la economía está mejor, aunque la coyuntura ahora es más favorable en Europa respecto a la que tuvimos nosotros cuando gobernamos.

Oposición

-Desde fuera se aprecian esas dificultades para la oposición, a la que se percibe algo desactivada. En su día ustedes tuvieron el poder y ahora no da la sensación de que lo puedan recuperar.

-Tenemos el convencimiento de que vamos a volver a ganar. Las mayorías absolutas oscilan de elección en elección. PNV y PSE tienen 27 junteros de 51, pero los dos grupos de la oposición que coincidimos en muchísimas iniciativas, representamos a 23 de 51. La diferencia no es abismal. En recientes elecciones estatales o autonómicas posteriores a las forales ha habido mayorías alternativas. Es muy probable, y sería saludable, que en las próximas forales pueda alcanzar la mayoría absoluta una alternativa real y coincidente entre EH Bildu y Podemos.

-¿La apuesta estratégica es entonces la colaboración con Podemos visto el entendimiento en Euskadi entre PNV, PSE y PP y su posible proyección en Gipuzkoa?

-Más que una apuesta es una constatación. En Juntas de Gipuzkoa, en el 90-95% de los casos coincidimos, más allá de pequeñas divergencias. Y también coinciden cada vez más veces PNV, PSE y PP, al igual que en el Parlamento Vasco. Y en el Estado, lo mismo, porque el PNV ha alcanzado un acuerdo presupuestario con el PP, que tiene la representación que tiene en Gipuzkoa.

-¿Esa alternativa se puede ensanchar con agentes sindicales, también de CC OO?

-Cualquier observador político ve que una mayoría sindical vasca es muy crítica con las formas del Gobierno PNV-PSE, tanto en Gipuzkoa como en el País Vasco. Existe la posibilidad de conformar diferentes mayorías si somos capaces de atraer ese descontento social mayoritario.

-¿Ve al grupo juntero de Podemos dispuesto a compartir ese camino?

-En Podemos hay de todo. A veces sus relaciones entre ellos son difíciles. Quizás por ser un grupo incipiente hay que respetar el recorrido que van haciendo. Pero es que en Juntas no es que coincidamos en votaciones, sino en diferentes propuestas de mejora de control o participación se han hecho de forma conjunta, y eso exige un trabajo previo y una confianza mutua. Nuestras relaciones personales y políticas son fluidas y naturales.

-¿Con el PNV en las Juntas solo les une ya la defensa del derecho a decidir?

-No. En otros temas también se logran transacciones, pero son en cuestiones simbólicas. En cuestiones de competencia del Gobierno foral, como fiscalidad, política social, economía e infraestructuras, el PNV no está por la labor de llegar a acuerdos con la oposición. Está cómodo con el rodillo de su mayoría absoluta.

-Siempre se ha hablado del perfil mas soberanista del PNV en Gipuzkoa respecto a otros territorios. ¿Le extraña esa dificultad para tejer acuerdos entre abertzales?

-Probablemente el PNV de Gipuzkoa tenga ese matiz y la relación es correcta y respetuosa, con algunos acuerdos. Lo que pasa es que ese PNV más comprometido con el derecho a decidir que puede representar el GBB, difícilmente pasa de los actos simbólicos a acuerdos sobre decisiones importantes de Gobierno o sobre el derecho a decidir. Lo vimos en las consultas de Gure Esku Dago. Imanol Lasa y Arantxa Tapia participaron pero luego poco se avanza. Y lo mismo en cuestiones claves para Gipuzkoa. Por ejemplo, si el PNV quiere sacar con el PP la reforma del Impuesto de Sociedades, pues poco mejora la situación.

-Luego están acciones contra sedes del PNV en protesta por la incineradora, como lanzar basura, pintadas etc... ¿Qué le parecen?

-EH Bildu no comparte esa acción. Lo hemos dicho públicamente. A nuestro entender existen otras formas más respetuosas y correctas para expresar ese malestar de gran parte de la sociedad. Seguiremos luchando contra la injusticia social pero razonando con argumentos y cauces dialécticos. Si tiene que haber confrontación, que sea dialéctica y respetuosa.

-¿Estas actitudes pueden suponer un problema interno para EH Bildu?

-No sé hasta qué punto es un problema, pero no ayudan y desvían el foco del debate.

-¿Pueden ustedes hacer algo para frenarlo?

-Cada persona es responsable de sus acciones y omisiones. Estos ataques no los ha hecho EH Bildu.

«Hipoteca para 35 años»

-Las obras para construir la incineradora han empezado. ¿Es imparable su construcción?

-Yo creo que no. Se pone la primera piedra por tercera vez. En 2007-2011 se puso dos veces y luego no se construyó. Si todo sale como quiere el Gobierno foral puede construirse para octubre de 2019. Pero no hay que descartar que para entonces haya otro gobierno con otra ideología y otra forma de pensar. Por eso, no comparto que la incineradora sea ya irreversible. Hay vías judiciales, sociales y políticas abiertas. No podemos olvidar que esta infraestructura va a hipotecar a los guipuzcoanos durante los próximos 35 años por mil millones de euro. Va a costar 1.086 euros por persona. Una decisión de ese tipo no puede adoptarse sin tener más respaldo social. En última instancia, serán los guipuzcoanas quienes decidan si la incineradora es irreversible o no.

-¿Dónde lo van a decidir? ¿En las elecciones dentro de dos años?

-En una consulta previa o posterior pero expresamente estipulada para deliberar sobre esta cuestión.

-¿Va a organizarla o proponerla EH Bildu, la plataforma GuraSOS...?

-No puedo aventurar nada. Lo que digo es que una decisión que afecta a tantas personas y con esa hipoteca no se puede adoptar sin tomar en consideración la expresa voluntad de las personas. Si la mayoría guipuzcoana manifiesta expresamente que quiere la incineradora, se respetará. Pero mientras tanto, seguirá siendo una imposición de una mayoría que ganó las elecciones, pero eso no significa 'per se' que haya una mayoría a favor de la incineradora. Habrá que preguntárselo.

-¿Pero cómo se pregunta? ¿Van a presentar una iniciativa en las Juntas para que se celebre una consulta?

-Ya se verá qué se puede hacer. Pero algo vamos a hacer. No se puede aceptar como hecho consumado algo que presumiblemente gran parte de la población guipuzcoana no quiere. Hay que saber si son mayoría.

-¿Y cuándo sería esa consulta? Las obras ya están en marcha.

-Lo correcto y responsable sería que el actual Gobierno foral hiciese la consulta y eso legitimaría el proyecto de la incineradora. Pero mientras no lo hagan, es un proyecto que está en el aire.

-O sea, la idea inicial es presionar a la Diputación para que convoque ese referéndum.

-Antes o después el desbloqueo de esta situación tiene que venir de la voluntad expresa de la ciudadanía.

-¿Si EH Bildu lograra de nuevo el gobierno de la Diputación, paralizaría la construcción?

-Se vería qué se puede hacer. Pero antes de eso, se debería preguntar a la ciudadanía. Si el actual Gobierno no lo hace, tal vez otros tendrán que hacerlo.

-¿Y en función de ese resultado, si ustedes estuvieran en el Gobierno paralizarían la obra incluso aunque para mayo de 2019 esté ya casi a punto de concluir?

-Si se le pregunta la opinión a la ciudadanía guipuzcoana, debe ser para respetar esa voluntad mayoritaria, lógicamente.

-En otro orden de cosas, ¿después del desarme, ETA debe disolverse?

-Ha habido avances sustanciales desde el anuncio de 2011. Ahora Francia ha certificado el desarme total y el avance es importante. Desgraciadamente, desde la otra parte no ha habido avances. El alejamiento de los presos es muy grave y perjudica a muchísimos familiares, y esperemos que en un futuro cercano haya avances por ambas partes.

-EH Bildu quiere ponerse a preparar las elecciones de 2019. ¿Volverá usted a ser candidato a diputado general?

-Es pronto. No he decidido nada. Estamos en el ecuador todavía. Ni yo he adoptado ninguna decisión, ni he recibido una propuesta al respecto. Es que no me lo he planteado. Intento cumplir con los compromisos adquiridos y el futuro ya se irá aclarando poco a poco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate