Diario Vasco

La izquierda abertzale intenta «atraer» a los disidentes de ATA que actúan «de buena fe»

La dinámica 'Kalera kalera' reunió ayer a varios cientos de personas en Gernika para reclamar la excarcelación de los presos de ETA.
La dinámica 'Kalera kalera' reunió ayer a varios cientos de personas en Gernika para reclamar la excarcelación de los presos de ETA.
  • Reconoce en un documento interno la existencia de una «escisión minoritaria» y defiende el acierto de su cambio de estrategia

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

La izquierda abertzale intentará «atraer» de nuevo a su seno a las personas encuadradas en el «espacio disidente» de ATA que actúan «de buena fe» y movidos por el apoyo a los presos de ETA. Para ello, se utilizarán las herramientas del «debate político» y el «respeto». El mundo de Sortu llama a sus bases, al mismo tiempo, a «actuar con respeto» y no «caer en provocaciones» ante las actitudes de este grupo, al que califica abiertamente de «escisión» y al que sitúa fuera de su órbita política. Estas indicaciones, entre otras, se recogen en un documento interno de la izquierda abertzale distribuido entre militantes de Sortu, LAB y Ernai, y al que ha tenido acceso este periódico, para fijar una postura ante ATA, grupo que rechaza de forma muy crítica la nueva estrategia de la izquierda abertzale y que exige para los reclusos una «amnistía» en el sentido clásico, de forma inmediata y a través de la extinción de su responsabilidad en los delitos cometidos.

El texto, en euskera y castellano y titulado 'Posición de la Izquierda Abertzale ante la disidencia organizada (ATA...)', parte de la base de reconocer la existencia de una «escisión», aunque recalca que se trata de un grupo «muy minoritario». El documento identifica a ese grupo disidente con el Movimiento contra la Represión y en favor de la Amnistía, «heredero de ATA», aunque también cita a otros grupos en origen como IBIL o Askatasunaren Bidean. El escrito llama a no tratar a este grupo políticamente como «un sector crítico», sino como una «escisión».

En este sentido, la izquierda aber-tzale recuerda que estas personas «se situaron ellas mismas fuera de la izquierda abertzale» por «su radical oposición» al cambio de estrategia operado en 2009, en el que se apostó por las vías exclusivamente civiles y pacíficas, arrastrando a ETA al cese definitivo de la actividad armada. Al mismo tiempo, el movimiento independentista añade que en el reciente proceso interno de reflexión de la izquierda abertzale (Abian) «todo el mundo ha tenido la oportunidad de participar». «Se acaban con ello las excusas», concluye.

En este sentido, el mundo de Sortu, LAB y Ernai aclara que se han encontrado con una «confrontación no deseada» con un grupo que intenta «desprestigiar la línea política de la izquierda abertzale con el objetivo de ganar adeptos para sus filas». Una actitud, incide el documento, con la que «no contábamos» y que se suma a las estrategias históricas del Estado español para «dividir y debilitar» al independentismo vasco. «La primera opción de esta estrategia no es confrontar con el Estado, sino la izquierda abertzale», lamentan en esta línea.

No obstante, el movimiento independentista deja claro en este documento interno que ni «sus continuados insultos ni sus desestructurados razonamientos han conseguido descolocarnos ni desviarnos de nuestra decisión de consolidar el cambio estratégico y de profundizar en ese camino».

Evitar los incidentes

Conscientes de la existencia de algunos incidentes hace unos meses entre simpatizantes de ambas partes, como los ocurridos en el barrio donostiarra El Antiguo, la izquierda abertzale llama a sus bases a «no caer en provocaciones» ni ponerse «nerviosos». El texto pide «respeto mutuo» en lo relativo a las movilizaciones o propaganda que quiera hacer cada cual. «No pediremos el imposible de dejar de hacer valoraciones críticas de la izquierda abertzale o de utilizar los calificativos que crean oportunos, lo mismo que la izquierda abertzale tampoco va a autocensurarse al calificar algunas de sus actitudes». «Que cada cual desarrolle su proyecto y haga valer sus ideas políticas de la manera que estime oportuna», pero en unos parámetros de «respeto mínimo», insiste.

En este sentido, el texto difundido entre las bases aborda las razones de la escisión. Recuerda que ATA «se ampara en la defensa de la amnistía», pero en la práctica su «objetivo principal ha derivado en virulentos ataques verbales o escritos» contra la izquierda abertzale y sus militantes y, «en muchos de ellos contra expresos y expresas». También lamentan que «carguen contra el EPPK» (colectivo oficial de presos de ETA) y su «debate», los intentos de «condicionar Etxerat», la asociación de familiares de presos, y todas las iniciativas vinculadas a la dinámica 'Kalera kalera'. Una forma de actuar que consideran fruto de «su falta de suficiente soporte y apoyo popular y la evidente carencia de proyecto político alguno», suplido por un discurso con los «clásicos ingredientes de la estrategia de provocación: el insulto, la descalificación, la manipulación y el escándalo».

Por ello, al final del documento se recogen cuatro recomendaciones a las bases para actuar en relación a los sectores de ATA. Se reclama como «primera regla de conducta» realizar «todos los esfuerzos para evitar en lo posible enfrentamientos físicos». Asimismo, se reitera la necesidad de «interiorizar que se ha consumado una escisión» con un «proyecto distinto al nuestro», y a la que «políticamente no se le debe tratar como si fueran el sector crítico de la izquierda abertzale».

En tercer lugar, «respetaremos sus carteles y espacios de propaganda, del mismo modo que pedimos que ellos respeten los nuestros». En este punto insisten en no caer «en provocaciones» y en responder de forma «adecuada» ante las posibles «agresiones» a militantes o «sedes, txoznas y locales». Por último, en uno de los pasajes más significativos de este documento interno, la izquierda abertzale llama a «no meter en el mismo saco a todos quienes se movilizan en el espacio disidente». «Debemos distinguir entre quienes provocan y quienes se mueven con buena fe. Estos últimos es difícil que se dediquen a provocar». Es por ello que piden a sus bases que «a este sector hay que intentar atraerlo mediante el debate político y actitudes de respeto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate