Diario Vasco

Los intermediarios de ETA aseguran que el Gobierno francés «no ha entendido nada»

El miembro del grupo de Luhuso Michel Berhocoirigoin y el presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean René Etchegaray.
El miembro del grupo de Luhuso Michel Berhocoirigoin y el presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean René Etchegaray. / MICHELENA
  • Confían en que el Ejecutivo de Hollande «actúe con inteligencia» y recuerdan que el proceso de desarme se plantea «sin contrapartidas»

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Los gobiernos francés y español han acogido con calculada frialdad el anuncio de los intermediarios sociales de Iparralde de que ETA se desarmará totalmente el próximo 8 de abril, aunque la apelación al respeto a la ley que han realizado ambos ejecutivos no frena el proceso ideado por el grupo de Luhuso. De hecho, el recordatorio que realizó este sábado el ministro de Interior francés, Bruno Le Roux, de que «la única solución para un desarme respetuoso con la ley es señalar la localización de los arsenales» entra de lleno en el guion de desarme preparado por este grupo de agentes sociales de Iparralde, cuyo objetivo es entregar la geolocalización de los zulos a la Comisión Internacional de Verificación (CIV) el día 8 para que ésta pueda, a su vez, trasladársela a la Justicia francesa. La negativa expresada por el Gobierno de Hollande a entablar ningún tipo de negociación con ETA, no obstante, llevó ayer a los intermediarios a lamentar que el Ejecutivo galo «no ha entendido nada» y a reclamarle que actúe «con inteligencia».

Los acontecimientos desencadenados desde que el pasado viernes el activista social 'Txetx' Etcheverry anunció que el 8 de abril ETA sería «totalmente desarmada» parecen formar parte de una escenificación general en la que el denominador común es un pacto de no agresión entre las partes. Los intermediarios recalcan que el desarme de ETA se va a producir «sin contrapartidas», por lo que la banda armada no exige ningún tipo de negociación. ETA se ha limitado a «delegar» en este grupo de activistas sociales la «gestión» de la entrega de las armas, tras facilitarles la geolocalización de los zulos que aún conserva en suelo francés. Ha sido el grupo de Luhuso el que ha fijado la fecha límite del 8 de abril, conscientes de que sus movimientos son seguidos de cerca por las autoridades francesas después de que cinco de sus miembros fueran detenidos el pasado diciembre cuando trataban de «neutralizar» algunas armas. El margen de tres semanas desde el anuncio les da tiempo a organizar un acto de escenificación del desarme que pretenden que sea «masivo», al mismo tiempo que preparan la llegada de los miembros del CIV para darle legitimidad.

Ese margen tan corto hasta el 8 de abril permite, por otro lado, aminorar el riesgo de una reacción del Gobierno francés contra un grupo civil que reconoce -como hizo el propio Etcheverry el sábado a este periódico- que en estos momentos ya «gestiona» el armamento de ETA, así como «los ritmos y el calendario» de todo el proceso.

Aquí entra en escena el papel que están jugando los gobiernos francés y español dentro de la estrategia trazada por los intermediarios. Ambos ejecutivos han anunciado que harán cumplir la ley y que no negociarán nada con ETA, pero al mismo tiempo han tomado la decisión -al menos hasta el momento- de dejar hacer al grupo de Luhuso por el bien último de que se certifique el desarme.

El Gobierno de Hollande ha advertido a los intermediarios de que cualquier manipulación de las armas podría ser constitutiva de un delito de eliminación de pruebas, pero no parece que los integrantes del grupo de Luhuso tengan intención de entrar en contacto con los arsenales, sino que se limitarán a trasladar al CIV la geolocalización de los zulos.

'Txetx' Etcheverry reiteró ayer que el proceso de desarme que está pilotando el grupo de Luhuso no se plantea para obtener «contrapartidas», por lo que confió en que el Gobierno francés «actúe con inteligencia». Respecto al comunicado que emitió el ministro de Interior francés el sábado rechazando la posibilidad de negociar con ETA, Etcheverry lamentó que el Gobierno de Hollande «no ha escuchado nada y no ha entendido nada». No obstante, espera que no obstaculice el proceso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate