Diario Vasco

La Carta de Derechos Sociales rechaza los Presupuestos por «neoliberales y antisociales»

  • Llama a participar en la manifestación convocada este viernes en Vitoria para mostrar el rechazado a lasCuentas del Ejecutivo autonómico

Las organizaciones que integran la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria han rechazado hoy el proyecto de presupuestos vascos de este año por ser "neoliberal" y "relegar" los intereses y necesidades de la sociedad, y han reclamado unas cuentas "participativas" que garanticen los "derechos básicos".

Los portavoces de esta iniciativa que reúne a asociaciones y a sindicatos, Mikel Noval (ELA) y Edurne Larrañana (LAB), han registrado hoy en el Parlamento Vasco un documento con la lectura que la Carta de Derechos Sociales hace de este proyecto y han llamado a participar en la manifestación convocada este viernes en Vitoria para mostrar el rechazado a las cuentas elaboradas por el Ejecutivo autonómico.

En declaraciones a los periodistas, ambos han subrayado que estos presupuestos son "neoliberales" y han asegurado que, a pesar de que en el País Vasco hay "riqueza", estas cuentas no están dirigidas a responder a las demandas sociales, sino a "desarrollar" el acuerdo de gobierno firmado entre PNV y PSE-EE.

Por ello, han reivindicado un cambio estructural en las políticas públicas que se sustente en el reparto de la riqueza y en la creación de empleo de calidad.

Para ello, han reclamado una "profunda reforma fiscal" para que "los que más tienen paguen más" con el objetivo de que aumente la recaudación y poder impulsar los servicios públicos, el empleo, la proyección social, los derechos lingüísticos y la cultura.

En materia de protección social, la Carta de Derechos Sociales demanda la subida de un 8 % de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), que se den pasos hacia un sistema público vasco de pensiones, que se graven las viviendas vacías, que se cubran todas las situaciones de dependencia, y la gratuidad de la etapa 0-3 en la educación, entre otras reclamaciones.

Asimismo, plantea la interrupción del Tren de Alta Velocidad (TAV), así como de todos los proyectos que "sean perjudiciales para la naturaleza y la salud" y que, según esta iniciativa "limpian la caja presupuestaria" de fondos públicos.

Por todo ello, la Carta de Derechos Sociales aboga por unos "presupuestos participativos" y reivindica el "derecho a decidir soberanamente sobre el modelo social y económico" de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa.

Todas estas reivindicaciones se recogen en el documento que han registrado hoy ambos portavoces en el Parlamento Vasco, donde el próximo viernes acabará la manifestación convocada por esta plataforma con el lema "Presupuestos sociales, participativos y soberanos para el cambio social". EFE

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate