Diario Vasco

EA se desmarca de Sortu y critica las concentraciones ante la Ertzaintza

  • Urizar dice que esa estrategia «casa más con tiempos del pasado»

  • El partido que lidera Otegi celebrará hoy otro acto ante la Ertzainetxea de Hernani

Eusko Alkartasuna se ha desmarcado de las concentraciones de Sortu ante comisarías de la Ertzaintza en denuncia de la tortura. El secretario general de EA, Pello Urizar, advirtió de que estas movilizaciones pertenecen a "una estrategia" que "casa más con tiempos pasados que con la actual situación". "Nos devuelve al pasado con el eterno rifi-rafe de priorizar unas víctimas frente a otras", lamentó en un comunicado en euskera y castellano difundido ayer.

El dirigente de Eusko Alkartasuna, socia de Sortu en la coalición EH Bildu, no comparte concentraciones como la del pasado domingo ante la comisaría de Ondarreta, o la prevista para hoy jueves en Hernani contra la Ertzainetxea de esa localidad. Actos duramente criticados, además, por PNV y PSE-EE. En un comunicado, Urizar abogó por "una solución global a todas las víctimas de la violencia en Euskal Herria" y consideró preciso que se supere "el señalar a uno u otro lado" porque "la idea de que a igual violencia igual reparación ha sido consensuada". Por ello, manifestó su convicción de que las concentraciones frente a comisarías de la Ertzaintza para denunciar supuestas torturas de la Policía vasca "pertenecen a una estrategia que casa más con tiempos pasados que con la actual situación".

El máximo responsable del partido fundado por Carlos Garaikoetxea cree que "todo indicio de malos tratos por parte de agentes de la Ertzaintza debe ser analizado y juzgado" al igual que "toda víctima merece reparación". Además, indicó que "la prevención es imprescindible para conseguir una policía democrática al servicio del pueblo".

En este sentido, recordó que el protocolo "antitorturas" en vigor en la Comunidad Autónoma Vasca, "basado en las recomendaciones del relator de derechos humanos de la ONU" fue desarrollado "como condición impuesta por Eusko Alkartasuna para firmar un acuerdo de Gobierno Vasco con el PNV", cuando ambos compartían responsabilidades en el Ejecutivo autonómico.

Urizar insistió en que "reivindicar unas víctimas, las de la tortura concretamente", con concentraciones frente a comisarías de la Ertzaintza "nos vuelve al pasado con el eterno rifi-rafe de priorizar unas víctimas frente a otras, cuando en este país ya existe un amplio consenso en que todas las víctimas merecen el mismo trato y, por supuesto, la misma reparación y respeto".

Un aspecto que no ha gustado en EA es que se hiciera "coincidir la campaña contra la Ertzaintza con el día contra la tortura y el aniversario del salvaje asesinato de Joxe Arregi" tras ser detenido en 1981 por la Guardia Civil. "Es volver a comparar a la Policía autonómica "con otras", como la Guardia Civil o Policía Nacional "cuya trayectoria es ampliamente rechazada por una mayoría de la sociedad vasca con sobrados motivos", concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate