Diario Vasco

Condenado a un año de prisión por maltratar a 19 perros sin agua ni comida

  • La defensa del joven ha asegurado, que los canes fallecieron "debido a un accidente, porque se soltó uno de ellos y mató a los otros dos"

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres ha condenado a doce meses de prisión e inhabilitación para estar con animales durante seis años a un acusado de maltratar a 19 perros que fueron encontrados atados, sin comida ni agua y dos de ellos muertos en unas naves en los alrededores de esta capital.

El juicio que estaba señalado para hoy finalmente no se ha celebrado al haber llegado el acusado y la Fiscalía a un acuerdo de conformidad, según han indicado a Efe ambas partes.

Los hechos salieron a la luz en marzo de 2015 cuando el propietario de las naves que se las tenía alquiladas al acusado denunció la situación en la que se encontraban los animales. En el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe, el fiscal señala que los animales se encontraban en "un estado total y absoluto de abandono".

Muchos de ellos, apunta, "estaban atados, sin comida ni agua, en deplorables condiciones higiénico-sanitarias, de forma que se encontraban en situación de desnutrición, excepto dos que ya estaban muertos y atados".

La Fiscalía solicitaba la pena de ocho meses de prisión por cada uno de los 19 delitos de maltrato animal, pero finalmente se ha llegado a un acuerdo de doce meses de prisión.

Fuentes de la Fiscalía han explicado a Efe que en la conformidad se ha acordado acumular los delitos como establece el Código Penal: "el máximo de cumplimiento efectivo de la condena del culpable no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas en que haya incurrido".

De ahí que la condena se haya visto reducida a sólo doce meses de prisión, en lugar de los doce años y medio de prisión que se pedían en un principio por estos hechos. Por su parte, el abogado del acusado, David Gutiérrez, ha manifestado tras el acuerdo que "era el más beneficioso para mi cliente", aunque ha defendido la inocencia de su representado. El letrado ha definido a su cliente como una persona "amante de los animales" y que "en numerosas ocasiones ha colaborado con la protectora".

El hecho por el que ha sido juzgado "fue algo puntual al estar mudándose de vivienda", ha asegurado, y los perros fallecieron "debido a un accidente, porque se soltó uno de ellos y mató a los otros dos". El acusado, además, fue sancionado por la Consejería de Sanidad a pagar 9.000 euros. Entre los animales encontrados había pitbull y galgos, entre otras razas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate