Diario Vasco
Borja Sémper, ayer en la clausura del congreso del PP.
Borja Sémper, ayer en la clausura del congreso del PP. / O. DEL POZO

Borja Sémper: «No pretendo ser el 'Pepito Grillo' de la ejecutiva, pero diré lo que crea mejor»

  • Vocal de la ejecutiva del PP, El líder del PP de Gipuzkoa cree que Rajoy ha confiado en él por su discurso «matizado y a veces incómodo», por lo que seguirá siendo «singular»

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La entrada de Borja Sémper en el comité ejecutivo nacional fue la mejor noticia que se trajo el PP vasco del congreso de Madrid, aunque su incorporación vino acompañada de la salida de Iñaki Oyarzábal. Con estos movimientos, los populares vascos mantienen cuatro representantes en la nueva ejecutiva designada por Rajoy.

-¿Por qué cree que Rajoy ha pensado en usted para integrar la ejecutiva en este momento?

-Lo primero, ha sido determinante contar con la confianza de Alfonso Alonso, al que estoy muy agradecido porque me consta que ha sido clave para mi entrada en el comité ejecutivo. Por otro lado, considero que Rajoy ha querido demostrar el afecto que le tiene al PP de Gipuzkoa. En tercer lugar, me gustaría creer que el presidente piensa que puedo aportar cierta singularidad en esa ejecutiva.

-¿Qué tipo de singularidad?

-Mi perfil político o algunas de mis declaraciones pueden matizar el discurso oficial del partido o han podido incluso incomodar a miembros de la dirección nacional. No es algo que busque, pero siempre he defendido el ejercicio de la libertad individual en política. Mucha gente podría esperar que no se cuente para la dirección nacional con alguien que tiene un discurso un poco diferente, pero me hace reconciliarme con la política que el presidente decida incorporarme a su dirección.

-Muchas veces ha defendido que el PP debe modernizarse o al menos evolucionar. ¿Va a promoverlo también desde la ejecutiva?

-No soy nadie que pueda ir dando lecciones, pero lo que he percibido estos días en el congreso del PP es que la mayoría de los políticos han interiorizado la necesidad de mostrar que somos personas normales que vivimos conectados con la realidad. En demasiadas ocasiones ha parecido que no era así, por eso hay que desencorsetarse, hay que ser más natural, más abierto, y hay que tener menos miedo a decir las cosas y contarlas. Los ciudadanos pueden discrepar con las posiciones de un partido, pero al menos que perciban honestidad y honradez.

-Dentro de la ejecutiva, ¿será más difícil dar opiniones que hasta ahora lanzaba en los medios de comunicación?

-Si se produce el supuesto en que tenga que discrepar de la línea oficial por algún motivo, mi credibilidad depende de que siga siendo yo, por lo que daré mi opinión. Ahora podrá ser más incómodo, para qué nos vamos a engañar, pero no voy a dejar de ser yo mismo.

-Entonces, ¿no se callará?

-Tengo mucho que aprender y en la ejecutiva hay personas que tienen experiencia y opiniones muy sólidas. Mi objetivo no es discrepar o ser un 'Pepito Grillo', sino contribuir con mi opinión a que las cosas se hagan de la manera en que creo que es mejor. Mantendré mi singularidad.

-¿Qué funciones desempeña un vocal de la ejecutiva?

-Hay reuniones ordinarias una vez al mes en la que Rajoy comparte con la dirección la política del partido y del Gobierno, y también se toman decisiones de organización interna del partido. A partir de ahí, los secretarios de área son los que tienen responsabilidades más concretas, aunque a los vocales se les pueden encargar funciones puntuales.

-¿Podrá compaginarlo con la presidencia del PP de Gipuzkoa y la portavocía en el Parlamento?

-Sin duda. Este nombramiento nos tiene que ayudar a visibilizar aún más la opinión del PP vasco sobre la política nacional, algo que podremos hacer Alfonso Alonso, Javier Maroto, Mari Mar Blanco y yo. Uno de los objetivos del PP vasco es influir desde Euskadi en la política nacional. Tenemos que conseguir que la opinión de los populares vascos sea muy escuchada y entendida en Madrid.

-Con su salto a la política madrileña, ¿cumple una ambición personal?

-Me dedico a la política vasca y me encanta, pero a nosotros, como vascos, nos influye mucho lo que pasa en el conjunto de España. Este puesto en la dirección nacional refuerza nuestra posición en Euskadi, que es nuestro gran objetivo.

-En abril será reelegido presidente del PP de Gipuzkoa, aunque ha anunciado que será su último mandato. ¿Su futuro político pasa por Madrid?

-Pues no lo sé, vete a saber dónde estamos dentro de cuatro años. Me veo con fuerzas y con ganas de revalidar la presidencia del PP de Gipuzkoa, creo que estamos en un momento de remontada electoral y que nuestra posición se va a recuperar en el medio plazo. Otra cosa será lo que me depare la vida después, que puede ser dentro o fuera de la política.

-La parte negativa del congreso ha sido la salida de Iñaki Oyarzábal de la ejecutiva. ¿Le sorprendió?

-Nos ha sorprendido porque Iñaki es una persona muy cercana al presidente Rajoy y es respetado y muy valorado por todos los dirigentes del partido. Supongo que para que entrase alguien nuevo tenía que salir otra persona... Pero Oyarzábal es senador y acaba de ser nombrado presidente del PP de Álava, por lo que así podrá centrarse en su nueva labor. Iñaki es una referencia en el PP vasco por su mirada abierta y su talante centrista, así que su vuelta a la política vasca es un activo muy importante para nosotros.

-¿Cinco representantes del PP vasco en la ejecutiva hubieran sido demasiados?

-El PP vasco tiene mucho reconocimiento por parte del partido a nivel nacional, lo que hace que su peso en la ejecutiva sea importante. Cuatro miembros no se corresponde con nuestro peso cuantitativo, pero sí con el peso cualitativo dentro del partido. Pero elevar ese número sí que podría haber sido demasiado.

-Alonso finalmente no ocupará ningún cargo orgánico en la ejecutiva. ¿Es una buena o una mala noticia para el PP vasco?

-Alonso, al haber sido portavoz parlamentario y ministro, tiene más influencia en el partido incluso que un vicesecretario, así que en ese sentido no me preocupa. Además, la apuesta de Alonso ha sido centrarse en el proyecto del PP vasco y ahora mismo no quiere otras responsabilidades. Está decidido a que la oferta política que el PP ofrece a los vascos vaya creciendo, por lo que no se quiere despistar. A pesar de los rumores, en ningún momento vimos factible que pudiera dejar el PP vasco para asumir una responsabilidad en la ejecutiva nacional.

-Al principio ha dicho que Alonso fue clave en su nombramiento...

-Sí, sin duda. Desde su llegada a la presidencia del PP vasco me ha dado mucha confianza y el trabajo que estamos llevando a cabo es muy satisfactorio. Es muy fácil trabajar con él porque, además de ser es un político sólido y con experiencia, confía en la gente que le rodea y sabe dar juego. Las perspectivas del PP vasco son buenas bajo su dirección.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate