Diario Vasco

Borja Sémper entra en el comité ejecutivo nacional del PP, del que se cae Iñaki Oyárzabal

Sémper entra en el comité ejecutivo nacional del PP, del que se cae Oyárzabal
  • El presidente del PP de Gipuzkoa, que ocupa el lugar que deja Oyarzábal, agradece la confianza de Rajoy «pese a que mi discurso es incómodo»

«Lo que funciona, no se cambia». La máxima que Mariano Rajoy utilizó ayer para explicar por qué ha optado por una ejecutiva continuista se extendió también a la representación del PP vasco en los órganos de dirección del partido, ya que los populares de Euskadi mantienen los cuatro miembros que ostentaban en la dirección nacional. El presidente, no obstante, introdujo un retoque que permite al presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, dar el salto a Madrid como vocal del comité ejecutivo nacional del PP, en detrimento de Iñaki Oyarzábal, que deja la ejecutiva nacional un mes después de haber sido nombrado presidente del PP de Álava, donde sustituyó a Javier de Andrés.

La conclusión tras conocer la nueva ejecutiva designada por Rajoy es que el PP vasco mantiene un peso importante en la estructura del partido en relación al número de afiliados y cargos públicos que tiene en la actualidad. Oyarzábal comentaba hace unos días a este periódico que, en la sede central de la calle Génova, muchos compañeros de otras comunidades autónomas suelen bromear con la «sobrerrepresentación» de los populares vascos en la ejecutiva. El dirigente alavés ha podido ser el gran damnificado de ese hecho, ya que la entrada de Sémper en la ejecutiva ha provocado su salida. Cinco representantes vascos en la dirección nacional podría haber sido visto como un exceso. Así que, para que entrase alguien, otro dirigente tenía que salir.

De esta forma, Rajoy realizó un intercambio de cromos sin complicarse demasiado, fiel a su estilo. Mantiene a Javier Maroto como vicesecretario de Política Social después de destacar la labor que el exalcalde de Vitoria ha realizado en la redacción de la ponencia social del congreso del PP, de la que Maroto ha sido coordinador. Alfonso Alonso, que había sonado en las quinielas como posible coordinador general del partido en competición con Martínez-Maillo, finalmente no ostentará ningún cargo de responsabilidad orgánica, pero se mantiene en la ejecutiva como miembro nato, en su calidad de presidente del PP vasco. La salida de Oyarzábal de la secretaría de Justicia, Derechos y Libertades ha sido compensada por Rajoy con el paso de la vizcaína Mari Mar Blanco, que era vocal, a una secretaría de similar nombre: la de Justicia y Libertades Públicas. Y el hueco que deja Blanco como vocal lo ocupará a partir de ahora Borja Sémper.

Fuentes populares reconocieron que la salida de Oyarzábal de la ejecutiva es una pequeña decepción, aunque destacaron también que su nueva responsabilidad como presidente del PP de Álava requiere de una dedicación importante para tratar de que los populares recuperen el peso institucional que tuvieron la anterior legislatura foral y municipal. Además, Oyarzábal se mantiene como senador por Álava, por lo que seguirá ligado a la política madrileña.

A la hora de comer

Sémper conoció que iba a entrar en la ejecutiva a la hora de comer, apenas cuatro horas antes de que Rajoy anunciase los integrantes de la nueva dirección. En declaraciones a este periódico, el presidente del PP de Gipuzkoa agradeció a Rajoy la confianza depositada en él y valoró que «el presidente ha apostado por un dirigente que ha tenido un discurso matizado respecto a algunos problemas del partido en los últimos años. Algunas de mis afirmaciones han podido ser incómodas, pero a pesar de eso, o me gustaría pensar que precisamente por eso, ha confiado en mí».

Sémper, que también es portavoz del PP en el Parlamento Vasco, destacó que «para el partido en Gipuzkoa es una gran noticia, porque somos una formación pequeña que muchas veces se encuentra con dificultades para trabajar. Este nombramiento es todo un respaldo para seguir esforzándonos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate