Diario Vasco

Urkullu confía en reunirse con Rajoy en las próximas semanas

  • El lehendakari recibe respuesta del presidente a la carta en la que le solicitó un encuentro bilateral, aún sin fecha, para abordar la agenda vasca

Las urgencias y los tiempos del lehendakari no son los mismos que los de Mariano Rajoy. Pero Iñigo Urkullu confía en que una vez que el presidente del Gobierno ha aceptado mantener un encuentro bilateral con él, éste no se demore y se produzca en las próximas semanas. El lehendakari explicó ayer que Rajoy hizo «acuse de recibo» el pasado 29 de diciembre a la misiva en la que le trasladó sus razones para no asistir a la conferencia de presidentes del próximo martes 17, y en la que aprovechó para solicitarle una reunión bilateral para abordar la «agenda vasca» en la que Urkullu mantiene intactas muchas de las prioridades que ya le trasladó en las cuatro o cinco reuniones que mantuvieron el pasado mandato, aunque no obtuviera ningún fruto.

El lehendakari, en una entrevista a Radio Euskadi, indicó que aún no hay fecha para esa cita en Moncloa. Pero en su gabinete confían en que, vista la disposición de Rajoy y la voluntad expresada por la vicepresidenta ayer mismo en Vitoria, ese encuentro sea lo antes posible. En la reunión, la primera desde septiembre de 2014, Urkullu volverá a poner sobre la mesa un catálogo de reivindicaciones que competen a ambas administraciones, y la reivindicación de que el Gobierno central «respete el autogobierno vasco» y se limite la litigiosidad de los últimos años.

Entre las reivindicaciones, pocas novedades. En primer término, estará la negociación del Cupo y el Concierto que Montoro y Azpiazu activaron, pero que aún no se ha materializado en ningún encuentro técnico -es probable que empiecen tras el encuentro de ambos presidentes-. El lehendakari intentará además pactar la veintena de transferencias pendientes, entre ellas, la gestión de la Seguridad Social o de prisiones, es decir, el cumplimiento del Estatuto actual. Y hablará sobre los planes del futuro autogobierno que Urkullu espera que el Parlamento Vasco acuerde antes de llevar la propuesta a Madrid.

En materia de paz y convivencia, sigue pendiente el desarme de ETA o el acercamiento de los presos. Dos asuntos que el lehendakari también intentará desbloquear, buscando la legitimidad estatal a su plan para dar cobertura al desarme de la banda, o reclamando el fin de la excepcionalidad en materia penitenciaria para favorecer un nuevo clima de convivencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate