Diario Vasco

Errejón: «La discusión no es sobre la tripulación del barco, sino del rumbo a tomar»

El portavoz Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón.
El portavoz Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón. / J.J. Guillén (Efe)
  • El número dos de Podemos critica la amenaza de Iglesias de abandonar el liderazgo del partido si su proyecto no se impone en Vistalegre II

Íñigo Errejón ha respondido hoy a los continuos avisos lanzados desde las filas ‘pablistas’ acerca de la disposición del secretario general de Podemos a abandonar el liderazgo del partido si su proyecto es derrotado en la asamblea de Vistalegre II.

Para el número dos del partido, la discusión no debe girar en torno a “la tripulación del barco”, sino sobre “el rumbo a seguir”. “Cuando uno representa a cinco millones de españoles no puede jugársela cada vez a cara cruz”, ha señalado en tono crítico antes de definir la amenaza de Pablo Iglesias como “política del plebiscito del pasado”.

A pesar de las diferencias que mantiene con el secretario general, Errejón ha manifestado su voluntad de llegar a un acuerdo que permita a las dos corrientes mayoritarias llegar a Vistalegre II con un proyecto común bajo el brazo. Lograrlo, ha remarcado, es un clamor entre las bases.

En una entrevista en Espejo Público, Errejón ha revelado que las negociaciones están en marcha y que habla casi todos los días con Iglesias. Eso sí, ha remarcado, cualquier entendimiento debe pasar por no convertir a Podemos en un partido de protesta, sino en abrirlo a todos aquellos españoles a los que aún no ha convenido. Y esto es algo que choca de forma frontal con el objetivo de los anticapitalistas o de los socios de coalición de Izquierda Unida.

El principal escollo sigue siendo esta defensa de la transversalidad de Errejón frente al giro a la izquierda que quiere imprimir Iglesias junto a los sectores más izquierdistas de Unidos Podemos. Pero el número dos también ha dejado claro que las diferencias van más allá. Así para el secretario político se debe mantener la independencia respecto a Izquierda Unida, se tiene que mantener una relación amistosa con el PSOE y hay que buscar ser útil desde el escaño. Justo lo contrario de lo que propone Iglesias, quien propone avanzar en la confluencia con IU, mantiene una pésima relación con los socialistas y aboga por llevar la lucha a las calles.

Iglesias y él aún son amigos, ha dicho Errejón. Incluso “después de alguna reunión” se van de cañas. Pero esa amistad, ha añadido, la deben conciliar ahora con sus papeles de secretario general y de secretario político. O lo que es lo mismo, con la de líder del partido y la de líder del sector crítico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate