Diario Vasco

El PP defiende que Trillo ocupe su plaza en el Consejo de Estado porque es su destino profesional

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. / Efe
  • La dirección popular avisa que no habrá referéndum en Cataluña ni siquiera pactado

  • Los familiares de las víctimas del Yak-42 aspiran a que mañana Cospedal reconozca la «culpa» del Ministerio de Defensa en el accidente del avión en Turquía

La dirección del PP, que preside Mariano Rajoy, cree que nada se puede objetar a que Federico Trillo ocupe su plazo de letrado en el Consejo de Estado. “Es su carrera profesional, una plaza ganada en oposición”, ha señalado el vicesecretario Pablo Casado tras la reunión celebrada hoy por el comité de dirección del partido.

El PP no está dispuesto a ceder a las presiones de la oposición para que el todavía embajador en Londres no ocupe nunca más un cargo público después de que el Consejo de Estado responsabilizara al Ministerio de Defensa, bajo su dirección, del accidente del avión Yak-42 en el que fallecieron 62 militares españoles en mayo del 2003. “Sentimos muchísimo lo que sucedió”, ha señalado Casado, pero Trillo tiene ganada su plaza de letrado y, salvo que él renuncie, tiene todo el derecho a ocuparla.

El portavoz popular ha seguido la misma línea de los ministros de Interior y de Justicia, y del vicesecretario de Organización de su partido para cerrar de una vez por todas el caso. Rafael Catalá ha rechazado que el extitular de Defensa tenga que pedir perdón a los familiares de las víctimas porque en los tribunales no quedó acreditado que fuera el responsable de la tragedia, mientras que Fernando Martínez-Maillo se ha preguntado: “¿Qué tenemos que hacer con Trillo, sacarlo de España, mandarlo a la isla Perejil, exiliarlo?” Ambos, como ha hecho Casado, han defendido el derecho del embajador y exministro a ocupar su plaza en el Consejo de Estado.

Ni pactado ni sin pactar

El portavoz del PP, además, ha descartado, por más que haya una amplia mayoría de los catalanes que lo apoye, la celebración de un referéndum pactado con el Gobierno central. “No puede haber un referéndum pactado porque la ley lo impide, El Gobierno ni quiere ni puede” llegar a un acuerdo con la Generalitat sobre la consulta soberanista.

Tres de cada cuatro catalanes apoyan la celebración del referéndum, pero el 60% lo condiciona a que sea acordado de antemano con el Estado, según un sondeo que ha hecho público hoy La Vanguardia. Pero para Casado es inviable, por muy mayoritaria que sea esa posición, porque “el marco constitucional no lo permite”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate