Diario Vasco

Mendia insinúa que la ley de nuevo estatuto llegará, como pronto, a final de legislatura

Idoia Mendia charla con los consejeros Alfredo Retortillo y María Jesús San José.
Idoia Mendia charla con los consejeros Alfredo Retortillo y María Jesús San José. / TELEPRESS
  • La líder del PSE asegura que «sería un retroceso enorme» que el texto reformado tuviera menos consenso que el Estatuto de autonomía de Gernika

Idoia Mendia habla de plazos orientativos pero ayer insinuó que la aprobación de una propuesta de ley de nuevo estatuto podría dilatarse, como pronto, hasta final de la legislatura en Euskadi. La secretaria general del PSE-EE fijó en un año y medio o dos años el plazo para que pueda estar ya articulada la propuesta de autogobierno en el Parlamento Vasco y apuntó que el debate se podría producir, por lo menos, durante otros dos años. Sobre su aprobación, consideró que sería «un retroceso enorme» que el texto reformado tuviera menos consenso que el Estatuto de Gernika de 1979.

Mendia reconoce, en una entrevista en Radio Euskadi, que quedan «un montón» de competencias pendientes de transferir a Euskadi, de modo que el Gobierno Vasco PNV-PSE va a seguir reivindicando y peleando que esas transferencias vengan a Euskadi para completar el Estatuto de autonomía. Su previsión es que, mientras tanto, el Parlamento Vasco va a continuar con su labor en la ponencia de autogobierno, cuya creación ya ha sido solicitada por PNV y PSE-EE de forma conjunta, y que va a dar audiencia pública a Podemos para que haga su propuesta de autogobierno, que, por ahora, se desconoce. A continuación, los grupos de la ponencia redactarán una especie de síntesis de las propuestas de los partidos y encargarán a alguna entidad o grupo de expertos que eso lo traduzcan en una propuesta articulada, es decir, en una proposición de ley.

Según la explicación de Mendia, la propuesta «la harán suya aquellos grupos políticos que se sientan identificados con ella y la registrarán en el Parlamento». A partir de ahí, tendrá que empezar su tramitación como cualquier otra ley con un plazo de enmienda al resto de los grupos, con debate en la ponencia. La líder de los socialistas vascos aventuró que se puede estar mucho más tiempo debatiendo la propuesta articulada que la fase anterior.

«No es una ley cualquiera»

Remarcó que una propuesta de ley de nuevo Estatuto «no es una ley cualquiera». A modo de ejemplo, citó que si la Ley de Vivienda, en la legislatura pasada, se tardó dos años largos en sacarla adelante, «ésta, por lo menos, también tendrá dos años de debate». Sin llegar a decantarse, apuntó que podría pasar que «terminara la legislatura y no hubiera un acuerdo final en esa propuesta que se debate en el Parlamento o que sí lo hubiera».

El PSE defiende, en todo caso, que sería un retroceso «enorme» en este país que el Estatuto que se reformase tuviera menos consenso que el actual. «De lo que se trata es de sumar a otros que no estuvieron en el 79, más que de perder a los que estuvimos en el 79. Al menos, los socialistas lo vemos así», apuntó.

Su previsión es atraer a otros que, en aquel momento, consideraron que el Estatuto de Gernika no era una vía válida. «Y tendremos que sumarlos», apostilló. Lo que sí tiene claro el PSE es cómo tiene que ser la reforma del Estatuto, esto es, «dentro de los cauces legales y con el máximo consenso. Nosotros nos moveremos entre esas líneas». Satisfecha por la «comprensión» que ha habido entre el PNV y PSE durante el tiempo de negociación del acuerdo de coalición, insistió en que el tema del autogobierno no ha sido el que más problemas ha dado, «ni mucho menos». «Ha habido mucha tensión en muchos apartados sectoriales», citó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate