Diario Vasco

Su mujer dice que «el cargo exige un nivel de compromiso terrible»

La esposa del lehendakari, Lucía Arieta-Araunabeña, no suele hacer declaraciones a los medios de comunicación, pero ayer se sentó en la misma tribuna de invitados que los periodistas, por lo que acabó intercambiando algunas palabras con ellos. Mostró su «orgullo» por la reelección de su marido como lehendakari, aunque no ocultó que «el nivel de compromiso» que exige este cargo «es terrible».

Visiblemente emocionada, Arieta-Araunabeña aseguró que, «a nivel casa, hay momentos que son complicados porque el día a día se hace duro», pero insistió en que para ella y sus tres hijos es «un orgullo» que compensa cualquier esfuerzo. «Procuraremos estar a la altura», añadió.

Uno de los presentes apuntó que al lehendakari se le nota físicamente la responsabilidad del cargo, si se compara su aspecto actual con el que tenía hace cuatro años, cuando fue elegido por primera vez. «Serán las canas de gobernar», bromeó. Lucía Arieta-Araunabeña entró al trapo y comentó: «Parece mentira que hayan pasado ya cuatro años desde entonces... Pero sí, qué pena lo que hemos envejecido», dijo entre risas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate