Diario Vasco

Las defensas ven «contradicciones» en la joven de Pozoblanco que denunció abusos en los sanfermines

vídeo

Los presuntos violadores de Sanfermines. / Foto: Archivo | Vídeo: Atlas

  • Denuncian que su relato está lleno de "inverosimilitud" y de "falsedad", y confían en que el caso se archive

  • El abogado de la chica señala que ésta ha mantenido hoy la misma narración de los hechos que ofreció al juez de Pamplona a pesar de estar "superada por todo lo ocurrido y muy nerviosa"

Las defensas de los cuatro acusados de drogar y violar a una joven en Pozoblanco (Córdoba), en prisión por una supuesta agresión sexual durante los pasados sanfermines, han afirmado que la víctima incurre en "contradicciones y falsedad" en su relato de hoy ante el juez.

A la salida del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco, Agustín Romero, abogado de dos de ellos, ha dicho que el relato de la joven de 21 años estaba lleno de "inverosimilitud" y de "falsedad" porque la versión es "contradictoria" con la ofrecida por los testigos, hasta por los propuestos por parte de la víctima.

Romero ha señalado que lo que más ha repetido la joven es que no recordaba nada, ni la presunta violación recogida en una grabación del móvil de uno de los imputados, prueba clave en el caso que está tratando de ser invalidada por las defensas por considerar que vulnera la legalidad del procedimiento. A su juicio, la denunciante ha incurrido en contradicciones "múltiples y variadas" con respecto a localización de lugares y comportamientos aunque, "parece que tiene una memoria selectiva pues sí que se acuerda perfectamente de otros detalles". Al parecer, tampoco ha referido que fuese drogada con 'burundanga', por lo que este letrado cree que la causa podría llegar a archivarse.

La tesis del juez de Pamplona

Sin embargo, Blas Arévalo, abogado que asiste a la víctima, mantiene la tesis del juez de Pamplona que está investigando la implicación de los cuatro acusados, junto a otro más, en la violación de otra chica durante las fiestas de los sanfermines. El juez detectó indicios de una posible agresión sexual a la chica en Pozoblanco raíz de un vídeo y de conversaciones de WhatsApp, por lo que remitió el asunto al juzgado cordobés que desde octubre se encarga de esta pieza separada.

El magistrado navarro consideró "serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima" y manifestó como "indiciariamente acreditado" que abusaron de ella dentro de un coche donde, nada más entrar, la chica cayó "en un estado de profunda inconsciencia". Los tocamientos en el interior del vehículo fueron grabados por otro de los imputados y, según relata el juez, cuando la chica se despertó completamente desnuda, un tercer acusado le pidió una felación y ante su negativa la golpeó y la echó del coche. Para el magistrado, tanto el relato de la víctima como la grabación constituyen pruebas de cargo para considerar que pudo haber abusos sexuales no consentidos.

El abogado de la chica ha indicado que la joven hoy ha mantenido el mismo relato de los hechos que ofreció al juez de Pamplona a pesar de estar "superada por todo lo ocurrido y muy nerviosa". En este sentido, este letrado confía en que no se archivará la causa como piensan las defensas que podría ocurrir, sino que el procedimiento seguirá su curso hasta la calificación del Ministerio Fiscal y la apertura de un juicio para esclarecer los hechos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate