Diario Vasco

Uriarte, ante el reto de elaborar una nueva Ley vasca de Educación

Cristina Uriarte repite al frente del Departamento de Educación.
Cristina Uriarte repite al frente del Departamento de Educación. / LUSA
  • En esta ocasión su departamento no tendrá la responsabilidad de gestionar las áreas de Cultura y Política Lingüística

Cristina Uriarte repite al frente del Departamento de Educación del nuevo Gobierno Vasco con el reto de abordar una nueva ley propia en este ámbito y extender el plurilingüismo en los centros educativos vascos.

Sin embargo en esta ocasión el departamento que dirigirá Uriarte no tendrá la responsabilidad de gestionar las áreas de Cultura y Política Lingüística, ya que en el nuevo Ejecutivo liderado por Iñigo Urkullu estará tarea corresponderá a una consejería diferenciada liderada por el también nacionalista Bingen Zupiria.

Uriarte (Bilbao, 1961) ha acumulado experiencia política en la pasada legislatura ya que en 2012 llegó al cargo sin bagaje en este ámbito y fue una de las sorpresas del primer gobierno de Urkullu.

Doctora en Ciencias Químicas y profesora titular de esta materia en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), antes de su salto a la política desarrolló una dilatada trayectoria académica que le ha llevado a ser vicerrectora del campus de Gipuzkoa de la universidad vasca, responsable de relaciones externas del campus donostiarra y miembro de la Real Sociedad Española de Química.

Firme defensora del papel de la universidad como motor de conocimiento y agente activo del desarrollo, Uriarte se enfrenta también en esta nueva etapa a la tarea de impulsar la internacionalización del sistema universitario vasco, uno de los compromisos incluidos en el acuerdo de gobierno firmado entre el PNV y el PSE-EE.

Sin embargo, el principal reto que Uriarte deberá abordar en esta nueva legislatura será buscar un pacto educativo que permita desarrollar una nueva Ley Vasca de Educación, el primer compromiso incluido en el apartado dedicado a esta materia en el acuerdo de coalición.

Esa normativa sustituiría a la actual, la Ley de la Escuela Pública Vasca, aprobada en 1993, cuando un socialista, Fernando Buesa, era consejero de Educación, Universidades e Investigación.

Otro de los asuntos que tendrá sobre la mesa será el de la extensión de los proyectos lingüísticos al conjunto de centros vascos, una cuestión en la que los socialistas han hecho mucho hincapié. Así el objetivo que se ha fijado es que en 2020 más de 500 centros públicos y concertados impartan una enseñanza plurilingüe.

Uriarte deberá lidiar también con todo lo relativo a la Lomce -una norma a la que el Gobierno Vasco se ha opuesto- y los cambios que se están produciendo, como las reformas en las reválida de la ESO y Bachillerato que el nuevo Ejecutivo central se ha comprometido a hacer a través de un decreto-ley.

También tendrá que hacer frente a las reclamaciones y críticas de los sindicatos de la enseñanza que han acusado al Gobierno Vasco de llevar a cabo una política de recortes que ha empeorado la situación de la enseñanza y también han censurado el proyecto Heziberri 2020 impulsado por Uriarte al estimar que es una extensión de la Lomce.

Casada y con dos hijos, amante del deporte y de la cocina, Uriarte ha confesado también que disfruta con el trabajo, algo que no le va a faltar en esta nueva legislatura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate