Diario Vasco

Un etarra fugado en Londres regresa voluntariamente a Madrid

  • Garikoitz Ibarluzea Murua, de 36 años, fue detenido en la capital británica en 2010, acusado de delitos de terrorismo pero cuya extradición fue negada por los tribunales británicos

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Garikoitz Ibarluzea Murua, de 36 años, natural de Ibarra, ha sido detenido hoy a su llegada al aeropuerto Adofo Suárez de Madrid y conducido a la Audiencia Nacional, que decidirá los pasos a seguir sobre este fugitivo de la Justicia que fue detenido en Londres, en 2010, acusado de delitos de terrorismo pero cuya extradición fue negada por los tribunales británicos.

El regreso voluntario de Ibarluzea señala su voluntad de resolver la causa pendiente, que tiene su origen en la detención de ocho jóvenes de la comarca guipuzcoana de Tolosaldea, en 2002, acusados de actos de kale boroka que incluían arrojar piedras a viviendas de concejales del PSOE en Ibarra y lanzar cócteles molotov contra la sede de 'El Diario Vasco' en Tolosa o contra un batzoki en Zizurkil.

Ibarluzea no compareció en el juicio, en 2006. La Fiscalía del Estado y los abogados de la defensa llegaron entonces a un acuerdo de conformidad, con una acusación reducida a un delito de estragos y penas que no obligaban a los siete detenidos a regresar a prisión. Ibarluzea, por su parte, fue detenido en la capital británica cuatro años más tarde por la ejecución de una Orden Europea de Detención y Entrega.

Los tribunales británicos fallaron sin embargo contra la extradición, porque la orden original que había motivado la detención no se había actualizado para recoger el cambio de la acusación a sus coacusados y la reducción en la petición de la pena. La sentencia del caso, conocido en Londres como ‘Audiencia Nacional versus Murua’, es citada desde entonces con frecuencia en los tribunales británicos como jurisprudencia sobre la forma correcta de emitir una Orden Europea.

Fuentes conocedoras del caso creen que Murua podría quedar en libertad en las próximas semanas tras la tamitación de su expediente en la Audiencia Nacional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate