Diario Vasco

Erkoreka apunta a defensor del autogobierno ante el Estado

Asamblea del PNV. Ortuzar, Urkullu, Erkoreka, Tapia y Toña, ayer tarde en Sabin Etxea.
Asamblea del PNV. Ortuzar, Urkullu, Erkoreka, Tapia y Toña, ayer tarde en Sabin Etxea. / TELEPRESS
  • El lehendakari mantiene la duda de si diseñar un Gobierno Vasco con diez u once carteras, en el que el actual portavoz seguiría siendo el hombre fuerte

El diseño final del nuevo Gobierno Vasco, en la parte que corresponde al PNV, pende de la decisión última del lehendakari. Todo apunta a que el actual portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, seguirá siendo el hombre fuerte del Gobierno, convertido además en el encargado de defender el autogobierno vasco frente a los conflictos competenciales con el Gobierno central, según fuentes nacionalistas. Lo haría al frente del departamento de Presidencia y Administraciones Públicas (Justicia pasa ahora al PSE-EE). Esa cartera que en el acuerdo de gobierno con los socialistas presentado ayer se cita varias veces como «departamento competente en materia de defensa del autogobierno que coordinará de oficio, o a instancia del resto de departamentos, la elaboración de informes sobre la legalidad constitucional y el respeto al Estatuto de Gernika de las iniciativas normativas del Estado».

La catarata de recursos de Madrid a leyes y normativas vascas preocupa al PNV, y el lehendakari quiere articular una estrategia para la nueva legislatura. Y quién mejor para ello que un hombre del peso político y experiencia de Erkoreka, licenciado en Derecho, con doce años de trayectoria en Madrid y lazos con la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, encargada, a su vez, por Mariano Rajoy, de lidiar con los conflictos territoriales, empezando por Cataluña. Quizás ambos puedan reeditar aquellas cenas que compartían cuando coincidieron en Madrid en el Congreso de los Diputados.

Su reestructurado departamento deberá detectar posibles problemas competenciales con el Estado y «requerir al Gobierno español para que intervenga y evite la conflictividad judicial». El «departamento competente en materia de defensa del autogobierno» propondrá, asimismo, la interposición de recursos y negociará con el Estado en la Comisión Bilateral de Cooperación. Y probablemente participará de las peticiones de pacto al Estado para consensuar la reforma y actualización del autogobierno vasco. Una cartera, por lo tanto, más que clave.

Figura extinguida

Erkoreka será lo más parecido en el nuevo Gobierno Vasco a un vicelehendakari, aunque esta figura -extinta desde los tiempos de Ibarretxe, que tenía como número dos a Idoia Zenarruzabeitia- seguirá sin aparecer en el organigrama. La gran duda que debe resolver Urkullu de aquí al viernes es si finalmente confecciona un gabinete de once carteras o de diez. O lo que es lo mismo, si el PNV mantiene sus actuales ocho departamentos o pierde uno, ya que el PSE-EE tiene asegurados tres en virtud del acuerdo.

En principio, la intención de Urkullu y del PNV es la de arrancar con ocho consejerías, el mismo número que tiene el actual equipo en funciones. No obstante, el lehendakari quiere «dar coherencia» a la estructura, ordenar bien las materias, y ser lo más austero posible para no sobredimensionar el Ejecutivo.

El máximo responsable del Gobierno Vasco no descartar rebautizar algunos departamentos. Los únicos nombres confirmados son los de las tres carteras socialistas: Justicia y Trabajo; Turismo, Comercio y Consumo; y Medio Ambiente, Ordenación Territorial y Vivienda. El departamento socialista de Justicia y Trabajo no incluirá Lanbide ni cuestiones como la reforma de la RGI, que irán al departamento de Políticas Sociales que dirija el PNV. Los departamentos que asuman los jeltzales serán, además, los relativos a Hacienda; Seguridad; Educación y Cultura; Salud; Desarrollo Económico y Competitividad; Transportes; y la citada Presidencia y Administraciones Públicas.

Último consejo de Gobierno

Urkullu presidirá hoy en Vitoria el último consejo de Gobierno de su actual equipo. Será un encuentro un tanto extraño, con prácticamente la mitad de sus ocho integrantes sin tener claro su futuro político, y a la espera de que el lehendakari les comunique una decisión. Algunas despedidas están claras, como la de Ricardo Gatzagaetxebarria, que ha optado por no repetir por motivos personales. Otros si continuarán, además de Erkoreka, como la guipuzcoana Arantza Tapia (Desarrollo Económico); Jon Darpón (Salud) y, probablemente, Estefanía Beltrán de Heredia (Seguridad). El futuro de consejeros como Ángel Toña (Empleo y Políticas Sociales), Ana Oregi (Transportes) y Cristina Uriarte (Educación) está en el aire. En un segundo escalafón, también podría continuar el secretaría de Paz y Convivencia Jonan Fernández, hombre de confianza de Urkullu.

Entre los posibles consejeros socialistas, está ganando enteros en las quinielas el nombre del secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa y exconsejero vasco de Transportes Iñaki Arriola.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate