Diario Vasco

La Justicia no consigue citar al líder del Frente Polisario imputado por genocidio

  • Se le acusa además de delitos de asesinato, torturas y desapariciones cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf

La justicia española no ha conseguido citar al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, para declarar hoy en la Audiencia Nacional como imputado por genocidio y torturas a la población saharaui disidente refugiada en Tindouf (Argelia), ya que se desconoce su paradero. Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el juzgado de la Audiencia Nacional encargado del caso no ha conseguido entregarle la citación porque no sabe dónde se encuentra y tampoco hay constancia de que haya pisado España esta semana.

El juez José de la Mata le citó para hoy tras conocer que Ghali tenía previsto participar ayer en la Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), a donde sin embargo no acudió. A la justicia española tampoco le consta que Ghali haya entrado en España, han indicado las mismas fuentes.

Dicha citación responde a la querella por delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones que el juzgado de José de la Mata admitió a trámite en noviembre de 2012 y que fue interpuesta por la asociación Asadeh y tres víctimas contra veintiocho miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino. Desde entonces la causa se archivó en dos ocasiones por la imposibilidad de localizar a los querellados, pero ahora De la Mata ha podido citar a Ghali al tener conocimiento de su presencia hoy en la conferencia.

El juez considera que, ante la situación en que se encuentra la causa, no procede acordar su detención como reclaman los querellantes, pero sí su citación como investigado y pide a la Policía que le entregue "citación personal y copia de la querella", aunque este trámite no se ha podido llevar a cabo.

Entre los denunciados figuran el ex director general de la seguridad militar del Polisario y responsable de las relaciones con la ONU en Nueva York, Mohamed Jadad; el agregado militar en la Embajada de Argelia en Mauritania, Nabil Kadour, y el embajador de Argelia en Rabat, el general Omari.

Están también otros responsables del Polisario como su fiscal Sidi Wagag, su ministro de Comunicación, Sidahmed Battal, y varios responsables de las cárceles polisarias en Tindouf. En la querella se denuncia el trato sufrido en Tindouf en los años 80 del siglo pasado, cuando las autoridades españolas ya se retiraron de la zona, "por los prisioneros de guerra, así como por los propios ciudadanos saharauis, especialmente por los de origen español, en manos del Frente Polisario".

A esta organización independentista le acusa de "retener contra su voluntad a miles de saharauis en los campos de Tindouf, en Argelia, con la complicidad de las autoridades de Argel". En 2014, el anterior titular del juzgado, Pablo Ruz, tuvo que suspender la toma de declaración como imputados a Ghali y al miembro de seguridad Mahjoub Lincoln, al no serle posible localizarlos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate