Diario Vasco

Covite carga contra impunidad en Colombia y contra radicalización en Euskadi

  • Órdoñez ha cargado contra el rol del PNV respecto a ETA, pues, a su juicio, los jeltzales son un peligro para la deslegitimación del terrorismo al alinearse con la «teoría del conflicto»

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha denunciado este sábado que España disculpe la "impunidad" de las FARC en el acuerdo de paz de Colombia, al tiempo que demande justicia con el terrorismo de ETA.

También ha advertido que luche contra la radicalización yihadista y no contra la radicalización "etnonacionalista" en País Vasco y Navarra.

Covite ha considerado que estas contradicciones benefician a quienes intentan justifican el "asesinato selectivo", como ha sostenido su presidenta, Consuelo Ordóñez, en la clausura de las XV Jornadas Anuales del colectivo celebradas en Madrid, según han indicado a Efe fuentes de la organización.

En su discurso, Órdoñez ha cargado contra el rol del Partido Nacionalista Vasco respecto a la banda terrorista ETA, pues, a su juicio, el PNV es un peligro para la deslegitimación del terrorismo al alinearse con la "teoría del conflicto", que establece que tanto el Estado como ETA ejercieron una violencia ilegítima y sistemática.

El colectivo ha pedido que la lucha contra toda radicalización sea una prioridad en España y ha denunciado que existen en País Vasco y Navarra "espacios de impunidad en los que el culto al asesino no son excepción, sino norma". "Dejar de asesinar no convierte al criminal en un símbolo de la paz ni en un héroe", ha apostillado.

Un informe realizado por Covite para las Naciones Unidas sobre el impacto del terrorismo en los derechos humanos ha sido el marco en el que se han discutido hoy los escenarios "posterroristas" en los casos de ETA y las FARC con el catedrático de Historia e investigador del Real Instituto Elcano, Carlos Malamud, y los autores del informe Irene Muñoz y Josu Puelles como ponentes.

Malamud ha resaltado que las víctimas del terrorismo en Colombia están reclamando reparación, ha asegurado que las FARC se sentaron a negociar porque estaban "derrotadas estratégicamente" y ha afirmado que la sociedad colombiana "no votó contra la paz sino contra puntos del acuerdo" entre el Gobierno y la guerrilla.

La abogada Irene Muñoz se ha referido a los miembros de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas como los "grandes olvidados" de las víctimas del terrorismo, mientras que Puelles ha resaltado la importancia de tener en cuenta la moral en la lucha contra el terrorismo.

Además, en la clausura de las jornadas, que comenzaron ayer, Covite ha dado un premio al último asesinado por la guerrilla de las FARC en Colombia, el soldado Jaime Perdomo, cuya familia se ha mostrado muy agradecida al tiempo que ha censurado que en Colombia "el terrorista está protegido y sin embargo a la víctima se la arrincona", han trasladado a Efe fuentes del colectivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate