Diario Vasco
Borja Sémper.
Borja Sémper. / EFE

El PP exige a Urkullu un plan integral para deslegitimar el terrorismo en las aulas

  • Sémper afirma que los homenajes a etarras en algunas ikastolas o el ataque a un autobús en Vitoria «nos retrotraen a los peores años de Euskadi»

El PP vasco no quiere pasar de puntillas por acontecimientos como los homenajes a a etarras que se llevaron a cabo hace unos meses en dos ikastolas guipuzcoanas o el último ataque a un autobús que se produjo el martes en Vitoria, ya que achaca estos comportamientos de algunos jóvenes a la ausencia de una deslegitimación clara del terrorismo en el sistema educativo vasco. Por ello, los populares han presentado una iniciativa en el Parlamento en la que reclaman al Gobierno Vasco que presente un plan integral de deslegitimación del terrorismo en el ámbito educativo en un plazo de cuatro meses.

Se trata de una propuesta formal, registrada en la Cámara a través de una proposición no de ley, y que se encuadra en una batería más amplia de iniciativas con las que el PP quiere marcar perfil de oposición en este inicio de legislatura. El portavoz parlamentario popular, Borja Sémper, presentó ayer algunas de ellas, entre las que destaca una proposición de ley para reformar la normativa que regula el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas o sendas propuestas para reformar Lanbide, el sistema de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) o el modelo de gestión de EITB.

De todas ellas, el PP vasco otorga una importancia capital a la deslegitimación del terrorismo en las aulas, ya que se trata de que las próximas generaciones se eduquen en un ambiente en el que el uso de la violencia no tenga espacio ni justificación. El portavoz popular defendió la necesidad de un plan integral en este sentido porque los homenajes a algunos miembros de ETA celebrados en octubre por alumnos de dos ikastolas de Azpeitia y Hernani, o el sabotaje contra un autobús registrado el martes en el campus de la UPV en Vitoria «nos retrotraen a los peores años de violencia en Euskadi».

Sobre este último «episodio de violencia», Sémper denunció que «sigue habiendo personas que recurren a la amenaza para lograr sus objetivos». Respecto a los homenajes a miembros de ETA celebrados en dos ikastolas, expresó su «preocupación» por el hecho de que sigan existiendo jóvenes que «exaltan a terroristas». «El final de ETA no se puede consolidar sobre el canto a la muerte y el homenaje a quienes la utilizaban para defender un proyecto político», indicó.

Por ese motivo, en su iniciativa parlamentaria, el PP pide al Gobierno de Urkullu que remita al Parlamento, en un plazo de cuatro meses, un plan integral de deslegitimación del terrorismo desde el sistema educativo.

El plan, según indica la propuesta del PP, debería responder al objetivo de «explicar a nuestros jóvenes que ETA trató de imponer un proyecto totalitario a través del terrorismo». Además, esta iniciativa debería subrayar que «quien asesinó y amenazó, lejos de merecer reconocimiento alguno, sólo puede esperar el rechazo más contundente a su trayectoria criminal».

Varias iniciativas

Además de esta proposición no de ley, el Grupo Popular ha registrado otras iniciativas que se basan en debates que ya llevó al Parlamento la legislatura pasada. Entre ellas se encuentra una proposición de ley para reformar la normativa que regula el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP). La propuesta original fue presentada por los populares en la anterior legislatura, tras el nombramiento del ex diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao (PNV), como presidente del TVCP en 2015, aunque no llegó a ser debatida por la Cámara. Su objetivo es evitar que este tribunal se convierta en un «cementerio de elefantes» para antiguos cargos políticos, según explicó Sémper.

La actividad de oposición con la que el PP quiere iniciar la legislatura se extenderá también a otras reformas cuyo debate forzará en el Parlamento. Ha registrado sendas propuestas para reformar Lanbide y el sistema de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), así como una proposición no de ley para cambiar el modelo de gestión de EITB.

En los dos primeros casos, el PP pide al Gobierno de Urkullu que, en el plazo de cuatro meses, presente sendos planes de reforma del Servicio Vasco de Empleo y de la RGI, con el fin de mejorar la «eficacia» de ambos instrumentos. Para la reforma de EITB, los populares plantean la creación de una comisión especial en el Parlamento para tratar una mejora en la gestión del ente público.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate