Diario Vasco
Carme Forcadell.
Carme Forcadell. / Andreu Dalmau (Efe)

El TSJC mantiene la imputación de Forcadell y practica las primeras diligencias

  • Los jueces desestiman el recurso presentado por la presidenta del Parlament e insisten en que se la investiga por desobedecer al Constitucional y no por ningún debate de ideas

  • Forcadell reafirma que actuó de acuerdo con sus funciones durante el pleno de la cámara del 27 de julio y que lo defenderá "donde sea"

"El proceso penal no se inicia por ningún debate de ideas ni, menos aún, por ningún tipo de expresión proferida por la querellada". La sala de lo penal del TSJC ha desestimado esta mañana el recurso que la presidenta del Parlamento catalán presentó contra el auto que admitió a trámite la querella presentada por la Fiscalía. Los magistrados rechazan los argumentos esgrimidos por la defensa de Carme Forcadell y dejan claro que la investigación iniciada no tiene nada que ver con un delito relacionado con la "expresión pública de pensamientos o ideas".

"El proceso penal se inicia por una apariencia de delito de desobediencia al mandato de un Tribunal, que constituye una de las piezas básicas en la arquitectura del Estado de derecho de las democracias avanzadas", afirma el auto dado a conocer esta mañana. Según los magistrados, Forcadell pudo cometer un delito de desobediencia al permitir introducir en el orden del día del Pleno del Parlamento la votación y aprobación de unas "conclusiones con trascendencia jurídica, en aparente contradicción" con una sentencia del Constitucional y un auto del propio tribunal.

"Los hechos relatados en la querella son verosímiles en función de la documentación acompañada, aunque su acreditación, así como la de los hechos que convengan al interés de la defensa, dependerá de los elementos que se incorporen a la instrucción que ahora se abre", señala. Y recuerda que fue el propio Tribunal Constitucional quien concluyó, cuando remitió el caso a la Fiscalía, que la actuación de la presidenta del Parlamento autonómico podía constituir un "incumplimiento objetivo de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir los mandatos enunciados en las sentencias, deber del que se le advirtió de manera expresa".

Así, tras rechazar el recurso, la investigación del caso Forcadell continúa su curso en el juzgado. En este sentido, la jueza del TSJC que instruye el caso, Maria Eugènia Alegret, ha emitido esta mañana otro auto, donde solicita a la Cámara catalana documentación como primeras diligencias de la causa.

Forcadell se defenderá "donde sea"

Por su parte, Forcadell ha reafirmado que actuó de acuerdo con sus funciones durante el pleno de la cámara del pasado 27 de julio y que lo defenderá "donde sea" puesto que, a su juicio, actuó para proteger la libertad de expresión.

La presidenta del Parlament ha afirmado que la decisión del TSJC implica que "por primera" vez se somete por la vía penal "el debate de las ideas", un hecho "sin precedentes", ha subrayado. Ha añadido que "no existe norma penal que prohíba el debate parlamentario", por lo que defenderá su actuación "allí donde haga falta" en defensa de la "libertad de expresión y del derecho de iniciativa de los diputados y diputadas".

Actualmente, la presidenta del Parlament no ha sido citada por el TSJC, ha recordado Forcadell en su comunicado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate