Diario Vasco
Seis banderas para los vascos según la historia
/ JOSEMARI ALEMAN AMUNDARAIN

¿Cuál es la bandera de Euskal Herria?

  • Aunque la ikurriña se ha afianzado como la bandera más identificativa para los vascos, existen otras enseñas alternativas con defensores y detractores a lo largo de la historia

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, sacó a colación en el debate de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno el tema de las banderas y los vascos para atacar al PNV, con una mención errónea sobre una enseña en la que aparece la Cruz de Borgoña, una representación de la Cruz de San Andrés. La polémica intervención del diputado de la formación morada ha dado para muchos debates políticos e históricos en los últimos días, pero la reflexión que provoca, más allá de los rifirrafes políticos e identitarios, es preguntarse ¿cuál es o puede ser en realidad la bandera que representaría a la tierra de los vascos?

Antes que nada hay que especificar de qué estamos hablando cuando utilizamos el término Euskal Herria. Aunque está documentado en distintas formas desde el siglo XVI, hay diferentes interpretaciones según su acepción política, cultural o territorial. Como no hay ánimo de levantar suspicacias o polémicas, lo mejor es remitirse a la definición de Euskaltzaindia y luego que cada cual haga su lectura.

La Sociedad de Estudios Vascos la define como «un espacio o región cultural europea, situado a ambos lados de los Pirineos y que comprende territorios de España y Francia. Por lo tanto, se conoce como Euskal Herria o Vasconia al espacio en el que la cultura vasca se manifiesta en toda su dimensión». Se considera que Euskal Herria está conformada por los territorios de Gipuzkoa, Bizkaia, Araba, Navarra, Nafarroa Behera, Lapurdi y Zuberoa. Los partidos abertzales reivindican que algún día todos ellos conformen un sujeto político, algo que rechazan las formaciones constitucionalistas.

Ikurriña

Si se llevara a cabo una encuesta a pie de calle entre los ciudadanos de Euskal Herria a buen seguro la mayoría respondería que la bandera de los vascos es la ikurriña. ¿Es esto real?

Como es de sobra conocido, la ikurriña es el nombre que recibe la bandera oficial del País Vasco adoptada por el Estatuto de Autonomía de 1979, aunque fue declarada oficial por primera vez en 1936 por el Gobierno Provisional del País Vasco durante la república. Curiosamente esto último fue a petición de los socialistas, y no de los jeltzales como se podría pensar si se tiene en cuenta que la enseña fue ideada con esa denominación a finales del siglo XIX por los hermanos Luis y Sabino Arana, fundadores del PNV, pero como símbolo identitario únicamente de Bizkaia y no del resto de territorios de Euskal Herria. Los hermanos Arana especificaron que el fondo de la bandera es rojo, como en el escudo de Bizkaia. Superpuesta hay una cruz de San Andrés Verde, que es símbolo de la batalla de Arrigorriaga y de la independencia e instituciones vizcaínas -al igual que representaría al Árbol de Gernika-, y una cruz blanca que representa el lema 'Jaungoikua eta Lagi Zarra' (Dios y la Vieja Ley).

Actualmente la ikurriña es la bandera oficial de Euskadi -neologismo inventado por Sabino Arana para designar a los siete territorios, aunque con 'z'-, o Comunidad Autónoma Vasca, pero no de Navarra e Iparralde, como demandan los partidos abertzales, aunque ciertamente su uso político, social, cultural e institucional sea habitual.

La ikurriña no es exclusiva de Euskadi. También aparece, junto con las banderas de Bretaña y Normandía, en la bandera local, pero no oficial, y en el escudo oficial de San Pedro y Miquelón (Saint-Pierre-et-Miquelon), colectividad francesa en América del Norte, representando su herencia cultural vasca. También figura en la bandera del condado de Johnson, en estado de Wyoming, en Estados Unidos.

Pero no hay una unanimidad total. Para algunos abertzales la ikurriña es realmente la bandera de un partido o de una ideología concreta, pero no la de todos los vascos, aunque hoy día sea la más utilizada y representativa en los siete territorios. Estos colectivos consideran que si algún día existiera una Euskal Herria independiente tal vez se debiera celebrar un referéndum para que sus ciudadanos pudieran elegir una enseña entre varias propuestas.

'Irurac bat'

Antes de que se conociera y popularizara la ikurriña ya hubo varios intentos para que una bandera sirviera como símbolo identitario de los vascos. Se cree que en el siglo XVIII Gipuzkoa llegó a contar con una enseña cuyo paño era de color azul y sobrepuesta una cruz de Borgoña roja. La de Bizkaia sería de fondo rojo y una cruz blanca de Borgoña de extremo a extremo. En cuanto a Araba se piensa que el blanco fue el color dominante en las distintas banderas que pudiera tener el territorio a partir de la Edad Media.

La actual bandera de Gipuzkoa es de color blanco, figurando en el centro de la misma el escudo del territorio histórico.

Así, en 1859 fue ideada una enseña que uniera a los ciudadanos de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba. Fue con motivo de las Conferencias Políticas que llevaban a cabo delegaciones de las diputaciones de los tres territorios. La enseña presentaba un fondo rojo sobre el que se podía ver el emblema de las tres manos unidas, símbolo heredado de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, y debajo estaba grabada la divisa 'Irurac bat' (Las tres una). Sin embargo, apenas tuvo un amplio eco social y político. Fue utilizada en los actos convocados por ese organismo tripartito.

Curiosamente, el lema 'Irurac-bat' apareció ese mismo año en la franja inferior de una bandera rojigualda junto al símbolo de tres manos entrelazadas. Y es que las diputaciones de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba dieron luz verde a tomar parte en la guerra de África con una brigada dividida en cuatro tercios. Se reclutaron en total a unos 3.000 hombres.

'Laurac-Bat'

A finales del siglo XIX hubo otra bandera que sí llegó a tener una mayor trascendencia a todos los niveles. Ideada por el historiador guipuzcoano Pedro de Soraluce Zubizarreta en 1881, representaba a los tres territorios anteriores y a Navarra. Ondeó por primera vez públicamente en París durante una manifestación con motivo del 80 aniversario del nacimiento de Víctor Hugo. Las banderas de 324 países fueron desplegadas por delante de la casa del escritor.

Como especificó el propio Soraluce, estaba formada por "dos franjas verticales, roja al asta y blanca al vuelo, que representaban la primera a Navarra y la segunda a Gipuzkoa, Bizkaia y Araba. En cada ángulo una estrella dorada representaba a las cuatro provincias. En el centro el escudo del 'Laurac-Bat' sobre fondo de oro, cuatro manos de guerreros formando una cruz. En cada cuartel una cabeza de reyes moros en recuerdo del Lau-buru. Recubierto del manto de herminia y la corona real, en representación de los Reyes Católicos, "lo son de las Españas e Indias, solamente Reyes de Nabarra y Señores de Biscaya, que en la heráldica y autos reales representa a las 3 Provincias. La divisa en una cinta con los colores de España es Laurak-Bat. La bandera termina en lanza, rodeada de una corona de roble en recuerdo del árbol santo de las libertades euskaras, y un cartucho en su base con L.B. La corbata es a los colores nacionales de España, con borlas, acompañada de otros cuatro corbatines; a saber: blanca; Biscaya; azul: Guipúzcoa; verde; Alaba; rojo: Nabarra". Para desgracia del autor, su bandera apenas fue difundida en las "provincias vascongadas", pero sí fue utilizada a finales del siglo XIX como símbolo identitario por la diáspora vasca en Argentina, Uruguay y Cuba.

Escudo de Euskal Herria

Otro elemento simbólico de Euskal Herria, y que aparecerá años después con mucha fuerza en distintas enseñas, aunque sobre todo en ikurriñas, se estrenó en agosto de 1894, con motivo de las Fiestas Vascas de San Juan de Luz. En la comitiva oficial se pudo ver un escudo que engloblaba a los de los siete 'herrialdes' y debajo el lema 'Zazpiak bat', una expresión vasca que aparece con fuerza en el siglo. XIX, aunque tiene sus antecedentes en el XVIII y se populariza en el XX. Precisamente, un mes antes, el 14 de julio se izó por primera vez la ikurriña ideada por los hermanos Luis y Sabino Arana. Fue en Bilbao, en el Euzkeldun Batzokija.

Hablando de escudos, el Consejo General Vasco instituyó en 1978 conocido como 'Laurak bat', a pesar de que Navarra no formaba parte de dicho órgano. Tras una sentencia del Tribunal Constitucional en 1986 se acordó la supresión del escudo navarro. En 1999 se aprobó por decreto el actual, en el que no aparecen las cadenas. La supresión siempre ha generado el malestar en los sectores abertzales.

'Arrano beltza'

Otra bandera que pretende identificar a todos los vascos, en lugar de la ikurriña, vio la luz el pasado siglo. Fue creado por el dirigente abertzale Telesforo Monzón, exmilitante del PNV y uno de los fundadores de la coalición Herri Batasuna. Se trata de una enseña en la que aparece un aguila negra -lo que explica su denominación -arrano beltza'- sobre un fondo amarillo. El ave representa un emblema real navarro anterior y, durante un tiempo, coetáneo al de las cadenas de la batalla de las Navas de Tolosa. Su primer uso público fue en 1978 durante la celebración del 'Arbasoen Eguna', en conmemoración de la batalla de Roncesvalles. En la actualidad es utilizado por la izquierda abertzale en sus actos políticos y también se puede ver en sus sedes.

Bandera de Navarra

Una pregunta a bote pronto. ¿Euskadi Nafarroa da? o ¿Nafarroa Euskadi da? No es un tema baladí. Esta cuestión ha sido objeto, en más de una ocasión, de acalorados debates en distintos ámbitos. ¿Pero podría ser la bandera de la comunidad foral la de Euskal Herria?

Lo primero que hay que saber es que la actual bandera fue diseñada en 1910 por Arturo Campión y Hermilio de Olóriz y el militar Julio Altadill. Fue aprobada ese año por la Diputación y reconocida por la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral en 1982. Su artículo 7.2 dice así: "La bandera de Navarra es de color rojo, con el escudo en el centro". Además, su escudo está formado por cadenas de oro sobre fondo rojo, con una esmeralda verde en el centro de unión de sus ocho brazos de eslabones y, sobre ellas, la Corona Real, símbolo del antiguo Reino de Navarra. Hasta esa fecha no existió propiamente una bandera de Navarra sino un estandarte real, un símbolo personal del rey que incluía sus armas.

La mayor expansión territorial del reino de Navarra se produjo en la Edad Media. Bajo su dominio se encontraban territorios situados en el País Vasco, Cantabria, Castilla y León y La Rioja. También ocupó las actuales regiones administrativas francesas de Aquitania y Mediodía-Pirineos, en las antiguas provincias de Gascuña y Occitania. No hay que olvidar, además, que San Sebastián y Vitoria fueron fundadas por el rey Sancho VI el Sabio.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, de Geroa Bai, asegura que la ikurriña no es sólo la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca, sino "un símbolo querido y sentido como propio por muchos navarros". Las formaciones regionalistas tienen una opinión totalmente opuesta. Por ello, el nuevo Ejecutivo quiere cambiar la ley de símbolos de la comunidad foral para que la ikurriña también sea una bandera oficial.

¿Y si fuera al revés? ¿Se sentirían los guipuzcoanos, vizcaínos, alaveses y vascofranceses identificados con la bandera de Navarra?

Una vez repasadas las génesis y connotaciones de las principales banderas que pueden ser candidatas para representar a un hipotético estado denominado Euskal Herria que cada uno elija la suya. Pero no hay que olvidar nunca una frase pronunciada por el escultor Eduardo Chillida: «Un hombre, cualquier hombre, vale más que una bandera, cualquier bandera».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate