Diario Vasco

«La discrepancias son buenas si no son para mirarnos el ombligo»

¿Cómo está siendo su experiencia como diputada en Madrid?

Han sido semanas intensas. Y después de la última votación de investidura tuve un sabor agridulce. Veníamos de un pleno muy duro, en el que Rajoy vino a decirnos que iba a hacer exactamente lo mismo que en la última legislatura y eso es innegociable. Fue desesperanzador. Pero salimos del Congreso y nos encontramos con cientos de personas que nos recibieron con abrazos, y eso me motivó a seguir trabajando. Esta legislatura, que va a ser corta, es la oportunidad para construir una alternativa al PP.

¿Cree que no llegará a su fin esta nueva legislatura?

No se sabe, pero me extrañaría...

¿Será sostenible una legislatura de puño en alto?

Pese a que siempre hay que coger las encuestas con pinzas, las últimas nos afianzan en la convicción de que somos nosotros los que debemos construir la alternativa al PP porque el PSOE ya no lo es. Además, es llamativo el dato de personas del Partido Socialista que no quieren volver a votarle, pero tampoco van a votar a otra fuerza política. Personas a las que hay que ofrecer un proyecto que les represente y a las que necesitamos si queremos ser mayoría.

¿Pero será sostenible?

Corremos el riesgo de confundirnos cuando asumimos el rol de oposición. Repito que oposición no es decir que no a todo. Es señalar lo que está mal, pero también ofrecer una alternativa.

Las discrepancias entre 'pablistas' y 'errejonistas' son cada vez más evidentes...

Las discrepancias son buenas si se resuelven de forma democrática, y si somos capaces de mirar hacia fuera y no solo hacia adentro. Es decir, debemos huir de mirarnos al ombligo y de hablar solo de Podemos. No trabajamos para Podemos sino para la sociedad.

¿Actuó de forma ética Ramón Espinar con la venta de su vivienda protegida?

Ramón ha hecho algo que es ejemplar y ético, que es salir y dar explicaciones. Y yo le pido, y sé que lo hará, que si ha quedado algún cabo suelto que se preste a responder a todas las preguntas.

¿Qué le pareció el ataque de Rufián al PSOE en el Congreso?

Está bien decir lo que uno piensa, pero siempre con respeto hacia a los interlocutores. Y no creo que fue Rufián quien humilló al PSOE, fue Rajoy diciéndoles 'me vais a apoyar y no voy a daros absolutamente nada a cambio'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate