Diario Vasco

La segunda rotación del nuevo contingente español parte hacia Irak

Imagen de soldados españoles en Diwaniya en el año 2003.
Imagen de soldados españoles en Diwaniya en el año 2003.
  • Tiene como cometido la formación del Ejército iraquí "para operar en un entorno de combate con apoyo de aviación y artillería"

La segunda rotación del nuevo contingente del Ejército español en Irak parte hoy desde Málaga, con efectivos procedentes de Madrid y de Melilla, para participar en la misión internacional en el país asiático en labores de adiestramiento de fuerzas armadas iraquíes.

Los militares españoles viajan en avión hasta Kuwait antes de llegar a Irak, según ha explicado a los periodistas el comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, en la despedida anoche del grupo que desde Melilla ha viajado en barco a Málaga para tomar allí el vuelo.

El grupo que se ha desplazado desde el puerto melillense lo integran 74 militares, entre ellos el coronel Ángel Castilla, del Grupo de Regulares "Melilla 52", jefe del contingente, el quinto que envía España dentro de esta misión. El pasado 31 de octubre salió de Melilla otro grupo de 72 militares, para unirse también en Málaga a la primera rotación con un total de 120 integrantes sumados los procedentes de Madrid.

El comandante general ha indicado que el contingente español tiene como cometido la formación del Ejército iraquí "para operar en un entorno de combate con apoyo de aviación y artillería", ya que en la actualidad tiene algunas carencias estructurales, por lo que está siendo ayudado por esta misión, en la que participan unos 60 países.

"Prudencia"

Gutiérrez Díaz de Otazu ha recomendado a los militares desplazados desde Melilla "prudencia" y el "cumplimiento estricto" del mandato otorgado por el Gobierno español, con el respaldo mayoritario del Congreso de los Diputados, para esta intervención en una "zona de conflicto compleja", en especial en el norte Irak.

La presencia del contingente está prevista durante seis meses en el país asiático, con alrededor de trescientos militares en total, de ellos cerca de doscientos procedentes de Melilla. La ONU ha prorrogado hasta julio de 2017 esta intervención solicitada por el Gobierno iraquí en 2013 para adiestrar a su ejército en su lucha contra grupos terroristas como el autodenominado Estado Islámico (EI), que ocupa una parte del país.

El Ejército español cuenta con una base al sur de Bagdad, la de Gran Capitán en Besmayah.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate