Diario Vasco

Sara Buesa: «Todas las víctimas, del signo que sean, somos iguales en derechos»

  • La hija del político socialista asesinado por ETA en el 2000 ha inaugurado en Vitoria el seminario de la Fundación Fernando Buesa

Sara Buesa, hija de Fernando Buesa, el político socialista asesinado por ETA en el año 2000, ha asegurado que todas las víctimas son "iguales en derechos" y que las de ETA no lo son más que las asesinadas por el GAL o que cualquier otra persona que haya visto vulnerados sus derechos fundamentales.

La también vicepresidenta de la Fundación Fernando Buesa ha inaugurado este jueves en Vitoria el seminario que organiza esta entidad y cuya XIV edición lleva por título 'Víctimas: ¿Todas iguales o todas diferentes? Caracterización y respuesta ante un fenómeno complejo'.

Durante su intervención, Buesa ha defendido que todas las víctimas, "del signo que sea", "son iguales" en su sufrimiento y que tienen los mismos derechos de "verdad, justicia, memoria, reconocimiento y reparación", cuestiones todas ellas, que, según ha dicho, se deberían garantizar a quienes han padecido un "trauma" de estas características en su vida.

"Cualquier víctima tiene derecho a acceder a la reparación y ver reconocidos estos derechos", ha enfatizado Buesa, quien ha asegurado que ella pide para todas las víctimas lo mismo que solicita para ella. Ha matizado que las "diferencias" entre unas víctimas y otras está en el "origen", en "las causas" de su victimización.

En este sentido, también ha dejado claro que los "abordajes globales y superficiales, que mezclan diversos hechos históricos sumando a las víctimas desde la Guerra Civil al terrorismo, pasando por el franquismo, en una especie de victimización colectiva en el marco de un conflicto, generan confusión, disuelven y desdibujan" la realidad de cada víctima.

Asimismo ha opinado que "no es de recibo" rechazar la violencia "en general y mantener un discurso ambiguo en relación a ETA", y ha alertado de que todavía hoy se aprecian actitudes y se escuchan mensajes en el entorno de Sortu "que justifican" la existencia de la banda terrorista "como una estrategia necesaria en el pasado".

«Asignatura pendiente»

Buesa ha asegurado que la "asignatura pendiente" en estos momentos es la deslegitimación "clara" del terrorismo de ETA y reconocer que la "violencia utilizada en este país a lo largo de los años para conseguir objetivos políticos nunca fue legítima".

"El asesinato de mi aita (padre) fue un asesinato político", ha afirmado Buesa, quien ha añadido que ETA "utilizó de forma sistemática el terror, la amenaza y el asesinato con el objetivo de imponer un proyecto político totalitario, que no admitía la diversidad ideológica".

"Ningún análisis de lo sucedido puede obviar este significado del terrorismo de ETA", ha remarcado Buesa, quien ha recordado que una característica "especial" de la violencia ejercida por esta banda terrorista es el "apoyo y la justificación" que ha contado por una parte de la sociedad vasca.

Buesa ha subrayado la actualidad de la temática de estas jornadas, que se celebran hasta mañana, y que coinciden con la celebración hoy del Día de la Memoria, al tiempo que ha agradecido la colaboración del Instituto Universitario de Historia Social Valentín de Foronda.

En la apertura de las jornadas, también ha intervenido el José María Ortiz de Orruño, director de este instituto universitario, quien ha remarcado la idea de igualdad de trato y derechos para todas las víctimas y ha explicado también que lo que las hace diferentes es la "intencionalidad política de los ejecutores".

Este jueves varios catedráticos de historia analizarán el papel de las víctimas en el tiempo y también debatirán sobre sus diferencias e igualdades. Para el viernes está programada una mesa redonda en la que víctimas del 11-M, del GAL, ETA y del franquismo hablarán de cuándo la sociedad empezó a darse cuenta de su situación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate