Diario Vasco

EH Bildu no aceptará presupuestos con recortes en materia social

  • La coalición ve necesario además abordar «un nuevo modelo fiscal» de una manera «participativa», mediante «un debate público y social»

EH Bildu ha dado a conocer las dos líneas de actuación que defenderá en las negociaciones presupuestarias en las distintas instituciones en las que tiene representación y que pasarán por no aceptar recortes en materia social y realizar una "urgente" reforma fiscal.

Así lo ha expuesto este martes el parlamentario navarro de esta coalición Adolfo Araiz, quien ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián, junto a la portavoz de EH Bildu, Oihane Zabaleta.

Durante su intervención, Araiz ha explicado que uno de los "objetivos" de la formación soberanista en la negociación presupuestaria del conjunto de las instituciones será "que las personas estén en el centro", por lo que no aceptará presupuestos "que contemplen recortes en materia social, en generación de empleo o en los servicios públicos básicos", porque "hay posibilidades de no hacerlos" obteniendo "una mayor recaudación".

El representante de EH Bildu ha precisado que la segunda "línea de actuación" de la coalición, en el debate presupuestario de las instituciones con competencias tributarias, pasará por abordar "un nuevo modelo fiscal" de una manera "participativa", mediante "un debate público y social".

"Creemos que es algo urgente. Tenemos algunos caminos ya iniciados en Navarra, en el IRPF, que tratan de materializar la frase de que 'pague más quien más tiene'", ha dicho el político abertzale, antes de aclarar que, para ello, será preciso "modificar tipos impositivos" con el fin de lograr "una mayor recaudación y una mejor redistribución de la riqueza".

A este respecto, ha avanzado la necesidad de aumentar los tipos marginales finales del IRPF en Gipuzkoa, Bizkaia y Álava, y de pedir "un mayor esfuerzo" a las bases imponibles a partir de 32.000 euros.

En esta misma línea, se ha mostrado partidario de acabar, en el impuesto de sociedades, "con la idea de los tipos nominales y los tipos reales que están pagando las empresas" como se está haciendo en Navarra con el "suelo mínimo de tributación" que en la Comunidad Foral está situado en el 15 %.

"Lo mismo en el impuesto de patrimonio y de las grandes fortunas", ha añadido Araiz, quien ha opinado que se trata de otro de los impuestos que "ponen de manifiesto que hay que abordar una política redistributiva" y que, a su entender, debería conllevar una disminución de los mínimos exentos, "en la línea de la apuesta que se hizo en la Diputación de Gipuzkoa" cuando estuvo gobernada por Bildu.

Ha avanzado que su coalición ya está "trabajando para conformar propuestas en este sentido" y conseguir "consensos amplios" sobre esta reforma fiscal que prevé presentar en los próximos días a los distintos "grupos políticos y agentes de las diferentes instituciones".

Navarra como ejemplo

En este sentido, ha hecho un llamamiento a los partidos a "sumar fuerzas" para "dar cauce a estos debates" y establecerlos "en claves de país", con "un ánimo constructivo" y con "la ambición de tejer un gran acuerdo".

Araiz ha puesto como ejemplo de todo esto a Navarra, con un Gobierno sustentado por cuatro formaciones (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y cuyo modelo fiscal es, a su juicio, el "más progresista y progresivo de todo el Estado". "Pese a todas las críticas que pueda recibir y pese a que a algunos nos pueda parecer que no es todo lo ambicioso que debiera de ser", ha recalcado.

El dirigente de EH Bildu ha insistido además en la voluntad de "debatir, contrastar y acordar" con la que la coalición soberanista se plantea las negociaciones presupuestarias de las distintas instituciones, a pesar de que las situaciones sean "contrapuestas" en Navarra y en el País Vasco.

Ha explicado, a este respecto, que en la Comunidad Foral el "nuevo modelo fiscal" implantado "ha permitido aumentar los ingresos en una parte importante" que permitirá al Gobierno navarro generar "nuevas políticas sociales y de empleo", e incrementar en un 54 % la Renta Garantizada, así como aumentar en un 12,5 % las políticas de protección social.

Por el contrario, ha criticado la política fiscal en el País Vasco, de "no aumentar tipos impositivos", que ha generado "una caída de recaudación muy importante" de "casi 500 millones de euros" y que se pretende "maquillar" diciendo que Europa "ha flexibilizado el margen de déficit".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate