Diario Vasco

Trasladan a Mikel Irastorza a París para que declare ante la Justicia

Irastorza, tras ser detenido en Azkaine
Irastorza, tras ser detenido en Azkaine / EFE
  • Los otros dos detenidos en la operación 'Nerín' también han pasado a disposición judicial

El considerado máximo dirigente de ETA, Mikel Irastorza, ha sido trasladado este lunes a París para declarar ante la Justicia tras su detención hace 48 horas en el interior de una vivienda de Azkaine, en la frontera franco-navarra, en una operación llevada a cabo por agentes de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) en colaboración con la Guardia Civil.

Irastorza, de 41 años y natural de San Sebastián, fue arrestado cuando se encontraba en una vivienda de este municipio. Los otros dos detenidos, la pareja compuesta por Xabier Arin Baztarrika, de 59 años, y Denise Arin, de 56, también han pasado a disposición judicial por dar cobijo en su casa al que ha sido jefe de ETA durante el último año, según han adelantado medios franceses.

Xabier Arin es un histórico miembro de la izquierda abertzale que, con anterioridad, ya fue condenado a tres años de prisión por colaboración con asociación de malhechores. También ejerció de portavoz de los prófugos de ETA, para los que pedía que se les permitiera volver al País Vasco.

La operación se llevó a cabo a primera hora de la mañana de este sábado. La legislación gala permite que Irastorza y los otros dos detenidos pasen un máximo de cuatro días --96 horas-- sin que declaren ante un juez. Los arrestados se encontraban hasta su traslado en dependencias policiales de Bayona.

La detención en Francia este 5 de noviembre, un día después de que Juan Ignacio Zoido jurara como nuevo ministro del Interior, agrava el estado comatoso de una ETA derrotada policialmente que se resiste a disolverse, a pesar de ser ignoradas sus apelaciones para abrir una nueva negociación que escenifique la entrega de armas que siguen escondiendo: un centenar de armas y un máximo de tres toneladas de explosivo.

La operación 'Nerín' -en honor al brigada de la Policía francesa asesinado en 2010 en un intercambio de disparos con miembros de ETA- supone el séptimo golpe a la dirección de la banda tras su anuncio de cese de la violencia el 20 de octubre de 2011. Las fuerzas de seguridad han arrestado a 163 personas vinculadas con ETA en estos cinco años sin atentados.

El Ministerio del Interior aseguró que con la detención de Irastorza se ha asestado "un duro golpe" al intento de los terroristas de escenificar una entrega de armas a través de un proceso de negociación al que se niegan España y Francia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate