Diario Vasco

«Rufián fue injusto y por eso aplaudimos al PSOE»

Usted estuvo presente en la primera jornada de la sesión de investidura de Rajoy. ¿Percibió un clima muy crispado en el Congreso de los Diputados?

Me llamó la atención la buena sintonía entre Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, en el sentido de que se reconocen un nivel a la hora del debate. Me pareció muy difícil el papel del socialista Antonio Hernando, sufriendo muchísimo con un papel que no era plato de gusto. Y hay que reconocer el nivel potente de mi compañero Aitor Esteban en la réplica al presidente. En la primera sesión hubo buen tono, mientras en la segunda me quedé más preocupado porque hay unos mínimos que se deben respetar y se vieron violentados de forma importante, y eso no es bueno.

Supongo que se refiere a la intervención de Gabriel Rufián (ERC) contra el PSOE. ¿Por qué el PNV decidió sumarse a PP, PSOE y Ciudadanos y aplaudir a Hernando?

Se vivió un momento muy duro y entendimos que los socialistas merecían un poco de calor ante una dureza extrema en el lenguaje y las formas, y dulcificar una situación injusta y violenta.

¿Tardará años el PSOE en recomponer su fractura interna?

Sin duda. Ya están siendo años, porque esto viene desde Zapatero. Los movimientos de ahora parecen pura táctica de cara al próximo congreso por lo que no sé si se van engrasando las relaciones. Todo me ha recordado a la escisión del PNV y no se lo deseo al PSOE, que es un partido centenario y se merece superar esas divergencias. Eso sí, quiero comentar que la Constitución define la labor de cada parlamentario como personal e indelegable. ¿Qué es esto de que un partido te obligue a votar en una determinada dirección y si no, te castigue?

¿Cómo está la relación con el PSOE después de que negara al PNV el grupo propio en el Senado?

Fue parte de sus problemas internos y algunos de ellos no lo entendían. Prefiero mirar adelante.

¿Qué opina de la polémica del portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, por el supuesto beneficio al vender una VPO?

No sé si es verdad o no lo que dice. Sí parece evidente que ha habido un beneficio de 30.000 euros. El problema es que si ellos han sido muy exigentes con el adversario político, tienen que ser mucho más exigentes con ellos. ¿Si esto le hubiera ocurrido a alguien del PNV u otro partido, Espinar y Podemos hubieran sido tan comprensivos?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate