Diario Vasco

Una escultura de Arregui presidirá el Columbario de la Dignidad de Elgoibar

Una escultura de Arregui presidirá el Columbario de la Dignidad de Elgoibar
  • Para el jurado la obra 'Dignidad' de Arregui era la que mejor se adecuada a los objetivos de evocar «el respeto hacia las víctimas y a su memoria»

Una escultura de grandes dimensiones en acero oxidado del artista Iñigo Arregui presidirá el Columbario de la Dignidad que se va a ubicar en el cementerio Olaso de Elgoibar para albergar los restos de personas desaparecidas en la Guerra Civil y durante el franquismo.

La directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora, Aiztzane Ezenarro, ha explicado en una comparecencia ante los medios en Bilbao que esa obra ha sido la ganadora entre las 16 esculturas que se presentaron bajo pseudónimo al concurso de ideas organizado por esa institución.

El jurado entendió que la obra 'Dignidad' de Arregui, que quedará instalada a finales de año, era la que mejor se adecuada a los objetivos de evocar "el respeto hacia las víctimas y a su memoria", "recordar la injusticia padecida" y, así, "poder honrarles".

Ezenarro ha recordado que el columbario acogerá los restos humanos exhumados dentro del convenio del Gobierno Vasco con la sociedad Aranzadi, muchos de ellos de fosas comunes, y que no han sido identificados por lo que aún siguen en dependencias de la Universidad del País Vasco.

Además, albergará los restos de otras víctimas del franquismo que sí han sido identificados y que sus familias así lo hayan decidido por "el simbolismo" del lugar, ha indicado.

Ezenarro ha afirmado que ya se han iniciado las obras de ese espacio dentro del cementerio de Elgoibar, que contará con 60 nichos, donde honrar la memoria de las víctimas.

El autor de la escultura 'Dignidad' ha indicado que tendrá una altura de unos tres metros y medio, con más de 4.000 kilos de peso, que estará confeccionada en acero corten que se irá oxidando con el tiempo y así "será la propia naturaleza la que termine la obra".

Según ha expresado, la escultura "es un reconocimiento a las víctimas injustamente represaliadas y muchas veces también injustamente olvidadas".

La obra estará configurada mediante la superposición de planchas de acero que simbolizan a los ausentes y que será "transitable" ya que se podrá acceder al centro y, de esa manera, "mantener ahí un encuentro subjetivo con las víctimas, que sirva de consuelo".

Al mismo tiempo, pretende "hacer reflexionar para que nunca mas vuelvan a suceder esos hechos", ha concluido Arregui.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate