Diario Vasco

El grupo de Currin intenta impulsar una «vía vasca» para desbloquear el desarme

  • El mediador se reúne en Bilbao con los partidos, salvo PSE y PP, en vísperas de participar en el Foro Social de Aiete

Brian Currin y sus compañeros del Grupo Internacional de Contacto (GIC) ya están en Euskadi. El mediador sudafricano celebra estos días en Bilbao encuentros con distintos partidos, salvo PSE-EE y PP, que se han desmarcado de la iniciativa, para explorar la posibilidad de activar una «vía vasca» para desbloquear desde el País Vasco el desarme de ETA. El abogado de Pretoria también se entrevistará con el secretario general de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, y participará mañana en el Foro Social Permanente que conmemorará en la Casa de la Paz de Aiete los cinco años del cese definitivo de la violencia.

Currin se encuentra acompañado por dos miembros del GIC, el israelí de origen uruguayo Alberto Spektorowski, y el británico Raymond Kendall, exjefe de la Interpol. Los facilitadores, conscientes de la negativa del Gobierno español a una entrega de armas negociada, apuestan por solucionar el desarme «en el marco de la sociedad vasca». Por ello, tomarán la temperatura con PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, que suman una mayoría en el Parlamento Vasco que puede ser decisiva. El Foro Social Permanente, órgano creado para impulsar un proceso de paz en el País Vasco y que quiere redoblar su actividad, como anunciará mañana en San Sebastián, también apuesta por que sean la sociedad y las instituciones vascas, singularmente el Gobierno Vasco, quienes den cobertura al desarme para que ETA pueda dar nuevos pasos unilaterales.

Rubalcaba y Blair

Por otra parte, el representante de Sortu e histórico dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, se refirió ayer a la conferencia internacional de Aiete de 2011. Aseguró que hubo 16 «compromisos» entre el Gobierno del PSOE y ETA recogidos bajo título 'Hoja de Ruta Resultante', entre ellos, el desarrollo de «la propia conferencia» así como «el paso que debía dar ETA». Según explicó, ante la imposibilidad de que se pudiera materializar un acuerdo «bilateral», los facilitadores internacionales pactaron «con el Gobierno por un lado, y con ETA por otro».

En declaraciones a Euskadi Irratia, el dirigente independentista desveló que «en ese Gobierno fue el propio Zapatero el que más creyó en ese proceso», mientras «los que estaban a su alrededor, no, por ejemplo, Rubalcaba». Según Etxeberria, el «equipo» del exministro del Interior estuvo en la organización «del proceso y conferencia de Aiete», pero «el mismo Rubalcaba» llegó a tener una «intervención fea» con el fin de impedir que el exprimer ministro de Reino Unido Tony Blair participara en la conferencia celebrada en San Sebastián.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate