Diario Vasco

El alcalde teme que el suceso «fracture el pueblo»

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo (Geroa Bai) se mostró ayer preocupado por el efecto que la agresión contra los guardias civiles pueda tener en la vida de la localidad navarra. En una breve conversación con este periódico antes de que por la tarde se celebrara una Junta de Portavoces municipal, dijo temer que el episodio del sábado «fracture el pueblo».

Ya por la noche, el Consistorio emitió una declaración en la que el Ayuntamiento «condena» el ataque. El texto contó con el respaldo de Geroa Bai, PSN-PSOE y Goazen, la marca de Podemos en la localidad. EH Bildu y UPN se quedaron al margen. El documento «condena los actos violentos ocurridos, como cualquier grado de violencia, incluidas las pequeñas violencias provengan de donde provengan». Expresa, además, su solidaridad con «las personas heridas y afectadas», aunque también lanza un reproche al instituto armado. «El Ayuntamiento de Alsasua -agrega la declaración- muestra su preocupación y malestar por la masiva presencia de la Guardia Civil en nuestra localidad a raíz de los sucesos ocurridos. Presencia que no ayuda a crear un clima de convivencia». Alude así a la caravana de coches-patrulla que recorrió el centro del municipio horas después de la agresión.

Mientras los partidos debatían dentro del Ayuntamiento, un centenar de vecinos se congregó a la puerta para reclamar la absolución de los dos acusados. En un escrito entregado a los medios de comunicación, los concentrados, que portaban carteles en los que se leía 'No a los montajes policiales', pidieron que la justicia archive el caso y expresaron su solidaridad con los detenidos y sus familias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate