Diario Vasco

Urquijo advierte a los ayuntamientos vascos que abrieron el 12 de octubre que «los tribunales no avalan» su práctica

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, durante su intervención en Vitoria el pasado 12 de octubre.
El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, durante su intervención en Vitoria el pasado 12 de octubre. / Efe
  • El delegado del gobierno envía requerimientos a dos consistorios vizcaínos, dos guipuzcoanos y uno alavés, y subraya que «respetar la Ley es el abc para un demócrata»

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha remitido requerimientos a los cinco consistorios gobernados por EH Bildu que el pasado 12 de octubre abrieron sus instalaciones como si se tratara de un día laborable y les ha advertido de que «los Tribunales, les guste o no, están avalando lo que nosotros decimos y no lo que ellos practican».

Urquijo se ha mostrado convencido de que la mayoría de los vascos, «aunque sea de manera silenciosa, respaldan el trabajo de quienes queremos que los derechos individuales sean respetados».

El pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, los consistorios de Aulesti y Ondarroa en Bizkaia, Rentería y Hernani en Gipuzkoa y Llodio en Álava, todos ellos gobernados por EH Bildu, abrieron sus puertas para que sus empleados pudieran acudir a sus puestos de trabajo como si de un día laborable se tratara.

Por este motivo, el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo, ha remitido a todos ellos requerimientos para que expliquen la decisión adoptada. En este sentido, Urquijo ha remarcado que respetar la Ley es «el abc para un demócrata», aunque desgraciadamente en el País Vasco todavía «hay muchos que no saben lo que significa o peor aún, sabiéndolo, la desafían desde un cargo público».

«No van a cansarnos en la defensa del Estado de Estado de Derecho. Un día será la ley de banderas, otros la discriminación lingüística y hoy ignorar el calendario laboral pero deben saber que frente a esta actitud van a encontrar siempre la respuesta serena de quienes pensamos que solo la ley y el respeto a nuestras normas de convivencia nos separan de formas de gobierno que nada tienen que ver con la democracia», ha indicado, para añadir que «los tribunales, les guste o no, están avalando lo que nosotros decimos y no lo que ellos practican».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate