Diario Vasco

Juan Antonio Roca obtiene el primer permiso penitenciario en una década

Juan Antonio Roca.
Juan Antonio Roca. / Efe
  • El juez valora su buen comportamiento y el perdón solicitado a Marbella por el cerebro de la trama Malaya

Tres días de libertad en una década. El exasesor de Urbanismo de Marbella y principal condenado por el caso Malaya de corrupción municipal Juan Antonio Roca ha obtenido el primer permiso penitenciario desde que fuera encarcelado en 2006 tras la operación policial desatada en la Costa del Sol. El juzgado de Instituciones Penitenciarias ha valorado su “excelente comportamiento”, así como su reconocimiento del delito cometido y el perdón pedido a los vecinos de Marbella.

Roca entró por vez primera en prisión en marzo de 2006 en la primera fase de la operación Malaya, y dos años más tarde puso salir en libertad preventiva tras asumir el pago de una fianza de un millón de euros. Apenas dos semanas después, era encarcelado de nuevo por el caso Saqueo 1, que investigaba una presunta malversación de caudales públicos. Ya no volvió a salir, y acudió a la ristra de juicios pendientes desde el penal.

Fuentes judiciales han explicado que la concesión del permiso, adoptado por mayoría de la junta de tratamiento penitenciario, es posible gracias a que la Sala que ejecuta la sentencia del caso Malaya acordó el pasado mes de mayo la acumulación de las condenas ya firmes y la refundición de las penas en 20 años, el máximo legal establecido. De esta manera, el cerebro de la trama ya habría cumplido la mitad de sus condenas.

El juzgado ha tenido en cuenta la “evolución” del interno, que colabora en todas las iniciativas del penal y muestra buena disposición hacia compañeros y trabajadores. Además, ha iniciado el pago de sus responsabilidades civiles con su patrimonio, puesto a la venta mediante subasta en una página web, y ha mostrado en varias ocasiones su contrición, manifestando ser consciente del daño causado a la ciudad de Marbella.

Antes de la refundición de las penas, Roca había sido condenado en firme a 17 años por el caso Malaya, el primer gran escándalo de corrupción municipal en España y que supuso la disolución del equipo de gobierno, heredero de Gil. Suma otros tres años por el caso Minutas, seis años y 10 meses por el caso Saqueo 1, y nueve meses por el caso Belmonsa. Además, tiene pendientes de juicio un centenar de casos más, al no haberse aceptado un acuerdo global de conformidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate