Diario Vasco

La dirección de Sortu plantea en su ponencia una «república vasca» para 2026

Dirigentes de Sortu aplauden a los militantes durante el congreso nacional de la formación que se celebró en Vitoria el pasado julio.
Dirigentes de Sortu aplauden a los militantes durante el congreso nacional de la formación que se celebró en Vitoria el pasado julio. / RAFA GUTIÉRREZ
  • El documento 'Zohardia' abre el proceso de debate para la refundación del partido en enero

  • La nueva república que prevé la izquierda abertzale sería de tipo «confederal» e incluiría a Navarra e Iparralde

La dirección transitoria de Sortu ha abierto este fin de semana el debate que debe culminar con la refundación del partido de la izquierda abertzale en su congreso de enero, con la presentación de una ponencia política que se marca el reto de conseguir una «república vasca» para 2026. Se trataría de una república «confederal» que abarcaría a los tres territorios históricos de la CAV, a Navarra y a Iparralde, aunque Sortu advierte que este proceso soberanista deberá llevarse a cabo respetando «los ritmos» de cada realidad administrativa. En el caso de la CAV, Sortu llama a aprovechar la actual mayoría parlamentaria a favor del derecho a decidir para configurar dinámicas rupturistas con partidos políticos, movimientos sociales y sindicales para poder aprovechar «la oportunidad de lograr un nuevo estatus político».

La ponencia 'Zohardia' (resplandor) que ha redactado la dirección que encabeza Arnaldo Otegi da el pistoletazo de salida al debate interno que culminará con el congreso de refundación de Sortu que se celebrará el 21 de enero. A partir de ahora, los militantes de la formación tendrán de plazo hasta el 3 de noviembre para presentar otras ponencias o equipos de dirección. En el documento 'oficial' puesto ayer a disposición de las bases en la web de Sortu, la dirección transitoria que salió del congreso nacional celebrado el pasado julio en Vitoria propone a los sectores sociales, políticos y sindicales vascos una «agenda para el desarrollo del proceso soberanista». La idea central es que los vascos tengan las «herramientas de soberanía» necesarias para decidir sobre las necesidades sociales y culturales y garantizar así una «vida digna» a todos los ciudadanos.

Sortu plantea un modelo rupturista con el Estado similar al desarrollado en Cataluña, que debería impulsarse de la mano de plataformas ciudadanas. El documento propone una meta concreta: «Abrir las puertas a una república vasca en 2026», un proyecto a diez años vista que sería de tipo «confederal». Para llevarlo a cabo, se fijan dos agendas políticas y sociales diferentes: una que englobaría a todos los territorios de Euskal Herria, incluyendo a Navarra e Iparralde, y otra que se centraría en los tres territorios de la Comunidad Autónoma Vasca sobre los que tiene influencia el Parlamento recién elegido en las autonómicas.

La ponencia fija con claridad el reto de crear las condiciones para desarrollar un proceso independentista y «confrontar democráticamente con el Estado». En ese sentido, invita a aprovechar la mayoría social y parlamentaria en relación al derecho a decidir a través del debate sobre el nuevo estatus político que tendrá lugar esta legislatura en el Parlamento Vasco. Sortu prevé que el acuerdo bilateral con el Estado que pretende el PNV se topará con el portazo de Madrid aunque se logre llevar un acuerdo refrendado por la sociedad vasca, por lo que la formación de la izquierda abertzale insta a configurar «dinámicas políticas rupturistas» con partidos políticos y movimientos sociales y sindicales, combinando la lucha institucional y la social.

Hegemonía del PNV

El pasado mes de septiembre Sortu celebró en Durango su Asamblea Nacional, en la que se decidió retrasar el proceso congresual para «volcar todas sus energías en la campaña de EH Bildu» para las autonómicas. De este modo, el proceso congresual en el que se elegirá la nueva dirección finalizará el 21 de enero. Dicha asamblea eligió a un 'Equipo de Dirección para la Refundación', integrado por 15 personas, entre ellas Arnaldo Otegi, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta, Eneko Aldana y Haimar Altuna. La ponencia 'Zohardia' ha sido elaborada por 34 personas elegidas por la Asamblea Nacional.

En el documento también se hace un balance de los resultados electorales del 25-S. Se asume como «indiscutible» la hegemonía actual del PNV en la CAV, y Sortu detecta grandes carencias del independentismo para penetrar en el Gran Bilbao, incluida la margen izquierda vizcaína.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate