Diario Vasco

Sortu abre el proceso de presentación de ponencias

  • Pone a disposición de las bases la ponencia 'Zohardia' que valora el «fructífero ciclo de lucha y movilización» de la IA durante 60 años

  • El proceso de debate interno culminará con su congreso de refundación que se celebrará el 21 de enero

Sortu ha abierto el proceso de debate interno, que culminará con su congreso de refundación que se celebrará el 21 de enero, con la apertura de plazo para presentar ponencias. La primera de ellas, puesta a disposición de las bases en la web de la formación y denominada 'Zohardia', valora el "fructífero ciclo de lucha y movilización que se ha prolongado durante casi 60 años" por parte de la izquierda abertzale.

El pasado mes de septiembre Sortu celebró en Durango su Asamblea Nacional en la que se tomó la decisión de retrasar el proceso congresual para "volcar todas sus energías en la campaña de EH Bildu". De este modo, el proceso congresual en el que se elegirá la nueva dirección finalizará el 21 de enero.

La Asamblea Nacional de Sortu eligió a un 'Equipo de Dirección para la Refundación", integrado por 15 personas, entre ellas Arnaldo Otegi, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta, Eneko Aldana y Haimar Altuna, entre otros.

Según el reglamento de la formación, las ponencias se pueden entregar hasta el 3 de noviembre. La primera de ellas que se ha dado a conocer este domingo --denominada 'Zohardia'-- ha sido elaborada por 34 personas elegidas por la Asamblea Nacional de Sortu.

Tres bloques

La ponencia abarca tres bloques que van desde 'bases ideológicas' a 'línea política' y 'modelo organizativo'. En su introducción, se señala que la izquierda abertzale "se ratifica en su proyecto estratégico", ya que "la cruda realidad de la globalización neoliberal pone de manifiesto que nuestra hipótesis estratégica de partida tiene mayor vigencia que nunca".

"Construir país y avanzar en soberanía son las claves para transformar la sociedad. Dicho de otro modo, está más claro que nunca que la lucha por la soberanía y la lucha por una sociedad más justa van de la mano. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer ahora es profundizar en la hipótesis estratégica de partida", indica.

Asimismo, asegura que los movimientos emancipadores que se están dando en Europa "pivotan sobre la reivindicación de la soberanía de los pueblos y de las gentes, situándose los diferentes procesos independentistas dentro de un mismo ciclo colectivo de acción".

Las puertas de la República Vasca

A su juicio, es "indispensable" definir correctamente la fase política teniendo muy en cuenta las condiciones actuales. "El objetivo primordial de esta fase es generar las condiciones sociales y culturales para poner en marcha procesos constituyentes que le abran las puertas a la República Vasca. Siguiendo la trayectoria histórica que va desde Txiberta hasta la actualidad, la principal tarea que afronta hoy en día la izquierda abertzale no es demostrar que tiene razón o lograr que su proyecto estratégico se convierta en hegemónico, sino conseguir que Euskal Herria ponga en marcha la vía democrática hacia la República Vasca y dé pasos determinantes en esa dirección", añade.

Por otro lado, defiende que "Euskal Herria se halla en una encrucijada", debido a que la globalización neoliberal está imponiendo una "precarización constante e ilimitada".

"Lo único que podemos esperar de España y Francia es negación y subordinación, pues no tienen ninguna intención de reconocer ni la identidad y ni la soberanía de los pueblos. Ese camino agravará las desigualdades, recortará aún más las libertades y empeorará cada vez más las condiciones de vida y trabajo", denuncia. Por ello, apuesta por hacer "una transición hacia otra civilización". "No tenemos la mirada puesta en el pasado. Nuestro horizonte es construir otra civilización", describe.

"Tras un fructífero ciclo de lucha y movilización que se ha prolongado durante casi 60 años, tenemos claro que es indispensable abrir un nuevo ciclo en base a otra lógica, otro discurso y otras formas de actuación. El nuevo ciclo movilizador se tiene que abordar aprovechando los frutos del ciclo anterior, superando modelos agotados y creando otros nuevos. Sería un grave error estratégico pensar que al reto que se nos plantea en esta encrucijada se le puede hacer frente mediante instrumentos, bases y fórmulas agotadas, tan grave como lo sería rechazar el camino que nos ha traído hasta aquí", añade.

Según incide, para acometer ese nuevo camino "tenemos que reinventarnos". "Ese es el contexto histórico al que obedece la refundación de la izquierda abertzale. Y para poder avanzar será fundamental tener una izquierda abertzale fuerte, unida y empapada de una nueva cultura de lucha", manifiesta.

En esta línea, subraya que la izquierda abertzale debe superar la "identidad de resistencia" y dar el salto a una "identidad de proyecto". "Eso no significa que la necesidad de resistir haya desaparecido; nos estamos refiriendo a la tendencia general. La principal aportación histórica del ciclo que ahora se cierra ha sido generar las condiciones para la supervivencia. Una vez alcanzado ese objetivo, nos enfrentamos a nuevos retos, lo cual exige una profunda e intensa revolución en nuestros enfoques, discurso, formas de actuación y modelo organizativo", detalla.

Modelo organizativo

Por lo que respecta al modelo organizativo de Sortu, la ponencia lo fija sobre una hipótesis concreta de configuración de EH Bildu y EH Bai, ya que entienden que el modelo organizativo de Sortu "ha de ser definido en términos de complementariedad respecto a EH Bildu y EH Bai".

"Así, es posible que a medida que EH Bildu y EH Bai vayan reconfigurándose Sortu también deba hacerlo, para lo cual emplearemos tanto las Conferencias Políticas como otros recursos organizativos. Con todo, la construcción del nuevo Sortu ha de entenderse como un proceso que comienza con este congreso y que tendremos que ir desarrollando los próximos años", concluye.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate