Diario Vasco

«En política nunca hay que dar pena, lo que hay que hacer es ilusionar»

Santano, De los Toyos y Serrano, en un banco de la Plaza Unzaga ante la casa del pueblo eibarresa .
Santano, De los Toyos y Serrano, en un banco de la Plaza Unzaga ante la casa del pueblo eibarresa . / LOBO ALTUNA
  • «Tenemos que ser capaces de movilizar a los nuestros. Ese es nuestro verdadero reto»

«En política nunca hay que dar pena, lo que hay que hacer es ilusionar». José Antonio Santano responde así a las voces que lamentan que un partido como el PSE-EE, que ha sufrido directamente el terrorismo y las consecuencias de una dictadura, se encuentre ante esta encrucijada. El alcalde de Irun tiene claro que en Euskadi su formación tiene «mucha historia, muchos años de lucha contra ETA y en defensa de la paz y la convivencia. Por eso, el poso que dejamos en la sociedad vasca es bueno». Ahora, asegura, es hora de mirar hacia adelante, «de ser capaces de adaptarnos a los nuevos tiempos y construir un proyecto sobre nuevas bases y que sea atractivo». Reconoce que el partido socialista tiene un «electorado fiel», pero también señala que deben atraer y conectar con nuevos sectores «como las clases medias del ámbito urbano y los jóvenes».

Los alcaldes de Zumarraga y Eibar escuchan atentamente a Santano y corroboran todas sus palabras. Mikel Serrano repite que su partido tiene «mucha historia» y una cercanía con la gente de la calle desde «nuestro convencimiento como partido municipalista que somos, que reivindica los derechos de la ciudadanía». En este momento, Santano argumenta que las fidelidades políticas «son muy relativas y se cambia con facilidad de voto». «¡No hay más que ver el caso de Zumarraga!», le espeta Serrano. Y es que en 16 meses, esta localidad ha cambiado tres veces de bando. «Hemos pasado de las dos victorias del PSE-EE, a la de Podemos y el PNV», explica.

Según transcurre la conversación se adivina la complicidad entre los tres regidores. El ambiente es cada vez más relajado. La charla es amena y, en ocasiones, toma derroteros que se alejan de lo estrictamente político. Como cuando el fotógrafo les va dictando cómo deben colocarse o hacia dónde tienen que mirar. «Hemos elegido atuendos distintos: uno con americana, otro en camisa y otro en cazadora», bromea Santano.

Fuera, en la calle, brilla el sol y las cámaras de televisión abordan a los parroquianos que toman tranquilos el aperitivo y asisten atónitos a la polémica por el vídeo de contenido sexual de dos jugadores del Eibar que salió a la luz hace unos días.

La charla en la casa del pueblo -fundada en el año 1916- está tocando a su fin y los alcaldes abordan el tema de los adversarios políticos en Euskadi. ¿Quién es el enemigo; el PNV, Podemos o EH Bildu? «¡Vamos a dejarlo en adversario!», señala De los Toyos entre risas. «En este momento, nuestro mayor adversario somos nosotros mismos», confiesa. También reconoce que Podemos ya se ha apoderado de un espacio de la izquierda y que «el PNV funciona muy bien en las elecciones autonómicas». Pero, tal y como explica, «los socialistas tenemos nuestro propio espacio dentro de la sociedad vasca, un espacio donde entra mucha gente, y por eso tenemos que ser capaces de movilizar a los nuestros. Ese tiene que ser ahora nuestro gran reto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate