Diario Vasco

Sémper advierte a Podemos y EH Bildu que aceptar dos puestos del PNV en la Mesa «veta la pluralidad del Parlamento»

  • PNV pide dos puestos, Elkarrekin Podemos cree que la propuesta de los jeltzales «tiene sentido», y EH Bildu dice que PP «debe quedar fuera»

El presidente del PP de Guipúzcoa y parlamentario electo, Borja Sémper, entiende que para EH Bildu y Elkarrekin Podemos sea "muy difícil e incómodo decirle no al PNV", pero ha advertido a ambas formaciones que aceptar dos puestos de los jeltzales en la Mesa del Parlamento "veta la pluralidad" de la Cámara vasca.

Por su parte, el PNV plantea para su grupo parlamentario dos puestos de la Mesa, mientras que EH Bildu considera que "el grupo más pequeño, el PP, se debería quedar fuera", y Ekarrekin Podemos cree que, "tal y como la plantean", la propuesta de los jeltzales "tiene sentido". El PSE-EE dice que "se harán todos los intentos para que la representación sea lo más adecuada posible a la realidad parlamentaria".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Sémper ha defendido que en la Mesa del Parlamento vasco estén representados los cinco grupos parlamentarios porque, según ha dicho, los populares "creen en la representación plural de la mesa". "Otros dicen que están a favor de una representación que refleje la composición del Parlamento, pero en cuanto tienen una oportunidad dejan fuera al PP", ha censurado.

Tras afirmar que la Mesa del Parlamento "sí es importante, sí tiene trascendencia política de primer orden, porque se tiene que posicionar sobre muchas cosas que afectan al debate, a la política y a cómo se hace la política en el propio Parlamento", Sémper ha insistido en que "lo razonable es que si hay cinco grupos parlamentarios y cinco puestos en la Mesa, sean ocupados por un representante de cada partido, porque eso sí reflejaría la composición plural del Parlamento".

El parlamentario popular ha reconocido que el PP es "el último grupo en número de votos", pero ha subrayado que tiene nueve parlamentarios, "igual que el PSE".

Asimismo, ha considerado "legítimo" que el PNV refleje su interés por tener dos puestos en la Mesa, y, en ese sentido, ha añadido que, "según se ha manifestado, tanto Podemos como EH Bildu van a aceptar ese planteamiento del PNV".

"Yo entiendo que es muy difícil e incómodo decirle que no al PNV para EH Bildu y Podemos, pero aceptar esos dos parlamentarios del PNV en la Mesa lo que hace es vetar la pluralidad del Parlamento y su reflejo en la Mesa", ha criticado.

Por su parte, el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, ha considerado que las votaciones para la Mesa del Parlamento, así como la designación de los senadores por la Comunidad Autónoma Vasca "va a constituir un elemento de debate y negociación entre los distintos grupos parlamentarios para ver qué es lo que se decide".

Egibar ha precisado que plantear por lo menos dos de los cinco puestos para el PNV "guarda una lógica, en la medida en que tu presencia ha mejorado, en este caso de 27 a 28 sobre 75, y antes teníamos dos puestos en la Mesa de forma acordada".

"En aquel entonces la formación, vamos a decir sacrificada, pertenecía al grupo mixto, pero era el grupo de una sola persona, que era UPyD, y, en este caso, cambia la situación pero no la relación de proporción entre unas formaciones y otras en lo que se refiere al PNV", ha subrayado.

En el PNV, ha dicho, "creemos que podemos aspirar a tener dos puestos en la Mesa, que no significa que tengas mayoría en la mesa". "Eso hay que hablarlo, y lo mismo pasa con la designación de los senadores por la Comunidad Autónoma Vasca", ha reiterado.

EH BILDU

Por su parte, el parlamentario electo de EH Bildu Iker Casanova ha considerado que se trata de un debate "un poco temprano" y ha reconocido que a su formación le hubiera gustado "seguir centrados en cuestiones más importantes, como es la oferta política de futuro que cada formación hace a este país y como quiere articular un gobierno para sacar adelante esa propuesta". A su entender, la formación de la Mesa del Parlamento "se ve desde una cierta distancia" fuera de la Cámara vasca, y se puede relacionar "con el típico reparto de sillones".

Tras reconocer "evidentemente" es una cuestión que "tiene su importancia a lo largo de la legislatura", Casanova ha deseado que "se hubiera desarrollado el debate en su momento, que es cuando se constituye el Parlamento y se empieza a hablar de esto".

"No hemos sido los que hemos sacado al debate público esta cuestión, pero ya que se nos interpela nosotros tenemos una postura clara que es mantener el respeto a la proporcionalidad, y que la Mesa sea un reflejo de la situación real en el Parlamento, que es lo que la ciudadanía ha decidido", ha manifestado Casanova.

Así, ha dicho que, "habiendo un número de puestos limitados dentro de esa Mesa, el reparto debe ir en consonancia a los mayores grupos de la Cámara y, efectivamente, hay uno que es el más pequeño, por poco, pero que se debería quedar fuera, que es el PP en este caso".

Casanova ha señalado que el PP "es un grupo que se ha distinguido, cuando han tenido oportunidad, por ejemplo en Madrid, de no hacer ningún tipo de interpretación generosa del reglamento, sino más bien tratar de causar el más daños posible a otros grupos minoritarios, incluido EH Bildu, y más recientemente con los nacionalistas catalanes".

"Nosotros no entendemos que haya que variar un reparto en el cual los principales grupos tengan un asiento en esa Mesa y el más pequeño se quede fuera, pero no por exclusión premeditada, porque nosotros estamos de acuerdo en dar representación en los órganos institucionales a todos los partidos en función de la representatividad que la ciudadanía les haya dado, pero, en este caso, falta un puesto y creemos que debe ser el último el que quede fuera", ha añadido.

Por su parte, el parlamentario electo de Elakrrekin Podemos Lander Martínez ha dicho que siempre buscarán "una Mesa lo más plural posible y lo más representativa de lo que es la proporción del Parlamento". En su opinión, hay posibilidades dentro de esa conformación de que "exista el bloque progresista en la Mesa", lo cual, ha precisado, "no quiere decir que nos parezca fuera de lugar la propuesta del PNV de tener dos miembros, ya que tal y como la plantean tiene sentido".

«Todo hay que hablarlo»

No obstante, Martínez ha dicho que "todo hay que hablarlo y negociarlo", por lo que "dentro de los limitados puestos que tiene la mesa, que son cinco, es cierto que habría un partido que se quedaría fuera". "Nosotros siempre apostaremos por la mayor pluralidad posible, pero también es cierto que dentro de la negociación se dan diferentes términos que acaban por concluir, a veces, que no es posible representar a todos los partidos de la Cámara", ha indicado.

El parlamentario electo del PSE-EE José Antonio Pastor ha reconocido que en su partido no han empezado a hablar de este asunto, y ha señalado que "esto empezará a ponerse encima de la Mesa" cuando comienze la acreditación de los parlamentarios y empiecen a correr los plazos legales. "Es verdad que no es ahora mismo lo más importante, aunque tiene mucha trascendencia después en la vida parlamentaria", ha dicho, para insistir en que "el mecanismo marca unos plazos que hay que cumplir y en los próximos días tendremos que hablar de este tema".

Partor ha señalado que la Mesa del Parlamento vasco, "como todas las mesas, responde a una lógica de aritmética parlamentaria y de proporción parlamentaria que, a veces, da extraños acuerdos". Tras confiar en que "se consiga la máxima representación y lo más adecuada posible a lo que es la aritmética parlamentaria de la presencia de cada grupo político", ha reconocido que "es difícil cuadrarlo todo".

"Se harán todos los intentos para que la representación sea lo más adecuada posible a la realidad parlamentaria, sabiendo que hay dificultades de espacio por la tasación de los miembros de la mesa, que son cinco", ha concluido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate