Diario Vasco

Rajoy ve un «disparate» otras elecciones y no pondrá «ninguna condición» al PSOE

vídeo

Mariano Rajoy. / Tarek (Efe)

  • El presidente en funciones insiste en que "lo mejor" es una coalición o, si no, "pactar siete u ocho grandes asuntos" para formar rápidamente un Gobierno

El presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, se ha mostrado hoy dispuesto a no poner condiciones al PSOE para desbloquear la formación del Gobierno. “No se trata de poner exigencias a unos o a otros, sino de construir y de que dejemos los debates y campañas, que ya hemos tenido bastantes, para que España recupere la normalidad”, ha resaltado. Así, ha expresado su voluntad de reunirse cuanto antes con el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández.

Durante el acto de inauguración del congreso jurídica de la Abogacía de Málaga, celebrado esta mañana en Torremolinos, Rajoy ha repetido que la celebración de unas terceras elecciones en menos de un año “sería un disparate”, resaltando que “lo razonable y sensato” es que haya un gobierno que “de seguridad, estabilidad y certidumbre”. En este sentido, ha vuelto a defender que su primera opción sigue siendo la gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos, “pero si no es posible, estaríamos dispuestos a considerar cualquier posibilidad” porque “la prioridad es formar gobierno y consolidar el crecimiento económico y la creación de empleo”.

En este punto, el líder del PP ha ofrecido de nuevo a los socialistas pactar un acuerdo en los siete grandes bloques sobre materias clave, como educación, justicia, o servicios públicos, ya planteadas en las anteriores campañas electorales. Ahí es cuando ha insistido en que el diálogo con el PSOE se produzca cuanto antes, “porque hay tiempo, pero no demasiado”, antes de que se disuelva la legislatura por falta de acuerdo y se ponga fecha a los nuevos comicios.

“Se ha especulado mucho, pero yo al menos no voy a poner condiciones”, ha dicho, desmintiendo las palabras de su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, el pasado miércoles, en las que pedía al PSOE no solo la abstención para la investidura sino estabilidad para que el ejecutivo no durase “dos días”.

Rajoy ha esbozado el panorama de urgencia, recordando que las previsiones internacionales apuntan al buen ritmo de la economía española para este año, “pero no irá tan bien en 2017”. Asimismo, y aunque se han tomado decisiones para que las comunidades puedan aprobar sus presupuestos y funcionen los servicios públicos, ha recordado que un gobierno en funciones “no puede tomar decisiones para el futuro de los españoles”.

“Dejemos los debates y las campañas, que ya tuvimos bastantes”, ha repetido, tras señalar que aún no tiene fecha para un encuentro con Fernández. “Cuando él lo desee, si lo desea”, ha matizado. Preguntado sobre los presupuestos, Rajoy ha antepuesto la formación de gobierno. “Ahora no es el momento, primero formemos gobierno y luego ya hablaremos de todo lo demás”.

Ya en su intervención en el Congreso, Rajoy ha apoyado que una de las actuaciones del nuevo gobierno sea una reforma integral de la Justicia, que ofrezca “nuevas respuestas y soluciones para los ciudadanos” y que permita a la Justicia “consolidarse, porque en ello nos va nuestra libertad”. Para el líder del PP, la seguridad jurídica “es un valor indispensable para el progreso y discurrir jurídico de nuestra sociedad”.

El presidente del Gobierno ha desglosado todas las modificaciones puestas en marcha en los últimos años, entre las que ha citado “una cuantiosa batería de medidas anticorrupción” o la reforma de la ley orgánica del Tribunal constitucional para “garantizar algo tan básico como que sus resoluciones se cumplan” en un momento de cuestionamiento de “la unidad, la soberanía nacional o la igualdad de los españoles residan donde residan”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate