Diario Vasco

El PNV negociará la estabilidad del próximo Gobierno Vasco con el PSE-EE y EH Bildu

vídeo

Reunión entre EH Bildu y el PNV. / TELEPRESS

  • La formación jeltzale abrirá un segundo estadio de conversaciones en el que diferenciará el objetivo de «acuerdos estructurales y puntuales»

  • Exigirán a la izquierda abertzale un acuerdo previo en el diagnóstico sobre paz y convivencia

El PNV ha hecho este miércoles por la mañana balance de la primera ronda negociadora tras las elecciones y, tras pasar un primer filtro, se ha quedado con PSE-EE y EH Bildu como posibles aliados para garantizar un Gobierno Vasco "sólido y estable". La única diferenciación que ha hecho el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, es que ha pedido a la coalición abertzale un acuerdo previo en el diagnóstico sobre paz y convivencia, aspecto que les ha separado hasta ahora.

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao tras acabar la primera ronda de encuentros con todos los partidos, Ortuzar ha explicado que realizarán una segunda ronda con socialistas y EH Bildu, todavía sin fecha, a la vez que se negocia con todos -incluyendo así a Podemos y PP- la conformación de los órganos del Parlamento vasco y los cargos que designa la Cámara, como los senadores autonómicos.

Pero de momento, el PNV está a la espera de la respuesta de EH Bildu y PSE-EE al documento que les entregó con los diez ejes centrales de la legislatura, aunque Ortuzar se ha mostrado convencido de que hay "tiempo más que de sobra" para que la investidura de Iñigo Urkullu como lehendakari se realice en la segunda quincena de noviembre.

Tras matizar que entre PSE-EE y EH Bildu el PNV no tiene, a día de hoy, ninguna preferencia, ha explicado que en el caso de la coalición abertzale es necesario un acuerdo previo que ponga "las vías" en materia de paz y convivencia con un diagnóstico común, que Ortuzar ha definido como algo "incluso previo" al llamado "suelo ético", que incluía el rechazo a la violencia.

"El suelo ético no fue la razón del desencuentro (con EHBildu), fue más un ejemplo; les propusimos 25 expresiones alternativas y ninguna les valía. No es un problema de una frase (de rechazo de la violencia terrorista), sino de diagnóstico común, incluso de los desencuentros, y de las acciones a llevar adelante", ha explicado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate