Diario Vasco
Varios de los acusados
Varios de los acusados / EFE

Rechazada la petición de los acusados de suspender el juicio del caso Emperador

  • El juez Fernando Grande Marlaska desestima las cuestiones previas de sus defensas y da comienzo a la vista de esta parte de la causa, que sienta en el banquillo a varios policías acusados de colaborar con Gao Ping a cambio de regalos

La Audiencia Nacional ha rechazado este martes la petición de las defensas de suspender el juicio de la parte del caso Emperador en el que son juzgados ocho acusados, seis de ellos policías que supuestamente recibieron regalos de la red china de blanqueo liderada por Gao Ping a cambio de información confidencial. El tribunal ha iniciado la vista con las cuestiones previas planteadas por las defensas, que solicitaban la anulación del juicio por estimar que los hechos son competencia de la Audiencia Provincial de Madrid al referirse a actuaciones en la Comunidad madrileña de los acusados, que se enfrentan a penas de entre uno y nueve años de cárcel.

En consonancia con lo alegado por el fiscal, que se ha negado a todas las cuestiones de las defensas, el presidente de la Sala, Fernando Grande Marlaska, ha explicado que la Sala entiende que la Audiencia Nacional es competente.

Lo ha fundamentado en que entre los acusados se encuentra Yongping Wu Liu apodado "Miguel el Calvo", supuesto colaborador de Gao Ping, y que también esta siendo investigado en la causa principal en la que se investiga a la red china con actuaciones en territorios que excederían la Comunidad de Madrid, lo que arrastra la competencia de la Audiencia Nacional en este juicio.

La Sala también ha rechazado la alegación de las defensas de vulneración del principio de igualdad por el hecho de que no se haya sobreseído la causa para sus clientes como sí se hizo para el inspector jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid de la Policía Nacional Miguel Ángel Gómez Goerdo que estaba inicialmente acusado por la Fiscalía.

Comisario del Puente de Vallecas

Las defensas han alegado otras irregularidades como la falta de motivación de escuchas telefónicas y el hecho de que policías encargados de la investigación comunicaran a Asuntos Internos de la Policía la misma estando secreta por el Juzgado.

El presidente del tribunal ha dicho que se resolverán estas cuestiones cuando se dicte sentencia para valorar tras la celebración del juicio si son pruebas válidas legalmente o no para condenar a los acusados.

Los policías, cinco de ellos nacionales y uno Local de Fuenlabrada, están acusados de delitos de revelación de secretos, cohecho y tráfico de influencias. Entre ellos figura un comisario de la Comisaría del Puente de Vallecas, Manuel Patricio Rodríguez San Román, que se enfrenta a 5 años de cárcel, así como el inspector jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid Ángel Luis Olmedo Ovejero, para quien la Fiscalía pide 3 año de prisión.

También están encausados dentro de esta pieza del caso Emperador Pablo García Lozano, que era jefe de prensa del Ayuntamiento de Coslada y asesor del alcalde en el momento de los hechos (2011-2012) y se enfrenta a 3 años, y Yongping Wu Liu, que hacía de enlace con los policías y sobre el que recae la petición mayor, de 9 años de prisión.

Regalos como jamón, cajas de vino y entradas para el fútbol

El resto de agentes acusados son Blas Donoso Adán, destinado hasta 2012 en la Brigada de Extranjería de Fuenlabrada (le piden 5 años); Óscar García Frade, que estuvo destinado en Fuenlabrada (5 años); Mario José Selas Martínez, policía local de Fuenlabrada (7 años) y Federico Sánchez de Frutos, inspector de policía en segunda actividad (1 año). La Fiscalía les acusa de haber recibido regalos de la trama de blanqueo de capitales china liderada por Gao Ping a cambio de revelar a sus miembros información confidencial.

En el caso de Rodríguez San Román explica que dio a Yongping información sobre antecedentes y atestados policiales, nombres de titulares de teléfonos móviles y declaraciones de detenidos, todo ello a cambio de varios regalos como un jamón, cajas de vino y entradas para los toros y para el palco del Real Madrid. Estos regalos se recogen en conversaciones pinchadas al ciudadano chino, como la que le ofrece una plaza de aparcamiento en el Bernabéu tras invitarle al palco del Madrid y el comisario responde que "no se preocupe, que se mete hasta el fondo del Bernabéu porque lleva coche oficial", según refleja la Fiscalía en su escrito.

Los policías imputados de la Brigada de Extranjería facilitaban a los miembros trámites de inmigración, llegando, como era el caso de Donoso Adán (destinado a Extranjería en Fuenlabrada), a actuar "como un subordinado del señor Wu Liu", siempre según la Fiscalía. El juicio seguirá el jueves con las declaraciones de los acusados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate