Diario Vasco

El tribunal de Pau da luz verde a la Mancomunidad de Iparralde

  • Rechaza el recurso de cuatro ayuntamientos vascofranceses y dice que el proceso de creación fue legal

El Tribunal Administrativo de Pau ha rechazado el recurso contra la Mancomunidad de Iparralde y el primer ente institucional del País Vasco francés seguirá adelante para empezar a funcionar el 1 de enero.

Los jueces han rechazado el recurso de cuatro ayuntamientos (Bidart, Bidache, Erango y Garröze), que denunciaban fallos técnicos en el procedimiento de creación de la Comunnauté Pays Basque (Euskal Herri Elkargoa). El tribunal de Pau cree que todo el proceso, avalado en votación por la gran mayoría de los municipios, se ha desarrollado de forma legal.

La nueva institución, apoyada por el Gobierno francés, tendrá una dotación de cien millones de euros anuales, una sede, parlamentarios y competencias en materia social, económica, cultural o de ordenación del territorio.

La vista judicial con las diferentes posturas tuvo lugar el pasado jueves y el tribunal ha dictaminado a primera hora de esta tarde.

Tras rechazar la paralización del proceso de creación, el tribunal sí que va a analizar ahora el fondo del recurso, aunque su respuesta puede dilatarse varios meses, incluso una vez que la Mancomunidad entre en vigor, y el precedente de hoy invita a los defensores de la institución al optimismo.

Satisfacción de la Diputación de Gipuzkoa

Por su parte, la Diputación de Gipuzkoa ha valorado “positivamente” la decisión del tribunal de Pau. El portavoz foral Imanol Lasa ha destacado que la nueva mancomunidad supone un “reconocimiento para el territorio vasco y un nuevo impulso de cara su institucionalización”, que plantea una oportunidad “histórica”. Ha señalado que la nueva entidad cuenta con un “consenso político claro”, ya que han aprobado su creación 112 municipios que representan a 193.518 habitantes sobre un total de 295.605, frente a 45 desfavorables, y que da respuesta a “una demanda histórica” que se remonta a comienzo del siglo XIX. “Ha sido un proceso de gestación largo, de décadas, en el que han intervenido representantes tanto de las administraciones como de la sociedad, la cultura, la economía, la educación, además de personalidades cualificadas. Esto le otorga un valor añadido”.

Según Lasa, la nueva realidad institucional plantea “nuevos retos e interrogantes” en la cooperación transfronteriza con Iparralde, a la que afectará “directamente” al implicar transformaciones en la organización, la financiación y la distribución de competencias de los dos órganos en los que se materializa hoy en día esta cooperación: la Agencia para el Desarrollo de la Eurociudad Vasca y el Conseil départemental (CG-64).

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate