Diario Vasco

El PNV se prepara para «dar un salto de gigante» en el autogobierno

fotogalería

Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar en las campas de Foronda. / REUTERS

  • Ortuzar y Urkullu presumen de «muy buena salud interna» y llaman a mantenerla

El PNV se prepara para “dar un salto de gigante” en el autogobierno y avanzar “hacia la nación con vocación de Estado” que decidan los ciudadanos vascos. Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar han celebrado con su militancia el triunfo en las urnas del pasado domingo y han prometido “no defraudar las expectativas” confiadas por el electorado para la gestión del país en los próximo cuatro años.

Miles de personas se han reunido en las campas de Foronda para celebrar un Alderdi Eguna especial, el de la resaca electoral que garantiza cuatro años más de un Ejecutivo “que gobierne, responsable y fuerte” para el que los dirigentes jeltzales buscan, entre el resto de partidos, socio que les garantice la estabilidad. “Queremos que la Euskadi de 2020 sea compartida”, ha dicho el presidente del EBB. Y por eso “estamos ofreciendo grandes acuerdos de país”, que vayan más allá “de la gobernabilidad del día a día”, para la que también buscan un aliado estable.

  • VídeoOrtuzar: "Felices y contentos con 28, mucho más que los que celebran 18"

La crisis del día anterior en el PSOE también ha sobrevolado la fiesta del PNV, y además de los comentarios en algunos corrillos de militantes, Ortuzar ha querido distanciarse de esas “disensiones” que a algunos les recordaban a tiempos pasados en sus filas, y ha presumido de la “muy buena salud interna que goza” el partido. Pero, al tiempo, ha advertido, “ni el liderazgo es hereditario ni la unidad interna un maná”, y para evitar sustos futuros ha llamado a trabajar “por mantener ambos”.

La fórmula de la Coca Cola

Ortuzar y Urkullu, que ha sido jaleado con un discreto ‘ari, ari, Urkullu lehendakari’, han atribuido el “secreto” de la victoria jeltzale al “modelo PNV”, en alusión a su gente, “al diálogo, a la colaboración y al acuerdo” que propugnan. No hay “fórmulas secretas”, ha asegurado Ortuzar. La suya no es como la de la “Coca Cola” que se guarda en “una caja fuerte”. La suya, ha agradecido a la militancia, “está en esta campa. Sois la chispa de la vida”, les ha dicho.

Los jeltzales defienden que su clave ha sido “ser auténticos, realistas, decir la verdad, no hacer demagogia, ni actuar con maximalismos del todo o nada”.Y han prometido continuar con “humildad y sin acomodarse” al frente del Ejecutivo vasco para “sacar definitivamente a Euskadi de la crisis económica, cerrar la página de la violencia y dar un salto de gigante en el autogobierno para ganar cotas de libertad y conseguir nuestro derecho a decidir nuestro futuro”. Ortuzar ha reconocido que irán “de la mano de otros” hacia la Euskadi de 2020, de la las fuerzas parlamentarias que quieran “progresar”, pero ha asegurado que en su camino, en alusión sobre todo al soberanista, el PNV “no admite vetos ni tiene que haber temas tabú”. “Estamos más cerca del objetivo para el que nació este partido”, ha clamado al final. Más cerca de “la Euskadi libre”, gritó con el último “Gora Euskadi Askatuta”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate