Diario Vasco

EH Bildu impugnará el recuento de varias mesas en Bizkaia en busca del escaño 18

  • El escrutinio del voto extranjero se realizará hoy, aunque no se prevé que el PNV pierda ese último asiento en beneficio de la coalición

EH Bildu tiene previsto impugnar el resultado de Bizkaia al considerar que pudo haber errores en el recuento de varias mesas, según fuentes de la coalición. La entente abertzale ha adoptado esta decisión ante el estrecho margen, apenas 80 votos, por el que el PNV se llevó el último escaño por ese territorio, en detrimento de la formación soberanista. El escrutinio definitivo, tras el recuento del voto extranjero que se realizará hoy en las tres juntas provinciales, dilucidará si el PNV mantiene el asiento, a la espera de las posteriores reclamaciones. Lo más probable es que sea así en virtud de los antecedentes históricos del voto CERA, en el que los jeltzales han solido ser los más votados. Un total de 2.306 electores vizcaínos residentes en otros países tiene la palabra. En 2012, los jeltzales lograron 571 papeletas en este recuento por 300 de los independentistas.

No obstante, aunque el voto del extranjero dictamine que las cosas siguen como están, EH Bildu no renuncia a lograr su escaño 18 y prevé presentar impugnaciones en el recuento global de Bizkaia en el plazo que se abre mañana y se cerrará el miércoles, día 5. En la coalición quieren que se revisen varias mesas en las que creen que pudo haber errores en la asignación de sufragios, detectados por sus interventores.

En una situación normal, esos fallos, que afectan a un pequeño número de papeletas, no suelen ser determinantes en el cómputo final, pero dado lo estrecho del resultado en Bizkaia, han decidido reclamar por si acaso. En EH Bildu admiten que lo más probable es que el resultado se quede como está, pero quieren exprimir hasta el último resquicio legal. El interés reside en que ese último escaño vizcaíno alteraría la relación de fuerzas del futuro Parlamento, ya que si lo perdiera el PNV y se lo embolsara EH Bildu, los jeltzales ya no sumarían mayoría absoluta con el PSE-EE o con el PP, y el eje de izquierdas de la coalición abertzale y Elkarrekin Podemos tendría mayoría sobre la formación de Iñigo Urkullu. Por lo tanto, el PNV perdería parte de su posición privilegiada y EH Bildu sería más decisiva.

Hubo un 40% de abstención

Por otra parte, el Gobierno Vasco ha actualizado en su web el porcentaje de abstención, que se fijó por error en principio en un 37,74% cuando en realidad fue del 40,15%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate