Diario Vasco

El Gobierno central prevé recurrir la ley vasca que facilita la participación ciudadana

  • El Ejecutivo central considera inconstitucional que en Euskadi se reconozca «el derecho de participación política de los extranjeros residentes» en esta comunidad autónoma

El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy ha anunciado su intención de recurrir ante el Tribunal Constitucional la nueva Ley vasca de Iniciativa Legislativa (ILP) aprobada por unanimidad en la Cámara de Vitoria y que facilita la participación ciudadana en la vida política.

El portavoz del Gobierno Vasco en funciones, Josu Erkoreka, ha anunciado tras el Consejo de Gobierno que el Ejecutivo central ha comunicado su intención de recurrir esta norma porque considera inconstitucional que en Euskadi se reconozca "el derecho de participación política de los extranjeros residentes" en esta comunidad autónoma.

Erkoreka ha explicado que la nueva Ley de Iniciativa Legislativa Popular fue aprobada con el respaldo de todos los partidos políticos en el Parlamento Vasco el pasado 30 de junio, tras un "amplio debate y negociación que duró más de tres años".

La nueva norma, que sustituye a la vigente hasta ahora y que se promulgó en 1986, baja de 30.000 a 10.000 las firmas necesarias para presentar una ILP y abre el abanico de personas válidas que pueden rubricarlas.

Así, por ejemplo, la nueva ley vasca permite que los extranjeros en situación legal puedan tener derecho a proponer y participar en la elaboración de leyes.

Sin embargo, según ha incidido Erkoreka, el Gobierno de Mariano Rajoy estima inconstitucional que en Euskadi se reconozca "el derecho de participación política de los extranjeros residentes en el País Vasco".

"Aunque se trata de personas que residen legalmente en Euskadi y que reúnen los requisitos de edad y empadronamiento, el Gobierno español considera que no podemos reconocerles el derecho a participar en la elaboración de leyes", ha criticado.

Erkoreka ha subrayado que "una vez más", el "Gobierno español aún en funciones recurre una ley vasca que cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos y que facilita, simplifica y favorece la participación ciudadana en la vida política".

"El Gobierno del PP dice una vez más 'no' a lo aprobado por la unanimidad del Parlamento Vasco", ha censurado Erkoreka, quien ha opinado que con esta actitud el Ejecutivo central "demuestra no tener límites".

Ha añadido que el Gobierno Vasco comparte "el 100 % el espíritu, el objetivo y la redacción" del texto aprobado en la Cámara Vasca y ha anunciado que defenderá esta ley en los términos que el Parlamento "la negoció, acordó y aprobó" en la comisión bilateral previa que podría evitar la formalización del recurso y ante el Constitucional si finalmente se presenta el mismo.