Diario Vasco

Ertzainas de la última promoción se manifiestan contra el Gobierno central por su recurso contra la OPE

Manifestación de ertzainas este martes en Bilbao
Manifestación de ertzainas este martes en Bilbao / DV
  • Piden el Ejecutivo del PP que retire los recursos judiciales que han llevado a que se declare «ilegal» la última OPE de la Ertzaintza

Ertzainas de la vigesimoquinta promoción se han manifestado esta mañana frente a la subdelegación del Gobierno en Bilbao para exigir al Gobierno central que retire sus recursos judiciales contra la Oferta Pública de Empleo (OPE), que ha sido declarada ilegal por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en un primer término y que está pendiente de la resolución del Tribunal Supremo. Convocados por los sindicatos Erne y ELA, los agentes han pedido al Ejecutivo de Rajoy que cese los «ataques» contra la Policía vasca.

El Gobierno central pidió hace apenas unos días al TSJPV que ejecute la sentencia que declaró ilegal la última promoción, compuesta por 250 agentes que recogieron sus credenciales en julio y que están pendientes de culminar la fase de prácticas para convertirse en funcionarios policiales. Sin embargo, el fallo judicial ha sembrado de dudas su futuro a pesar de que el Gobierno vasco, que ha presentado diversas alegaciones contra los recursos del Ejecutivo del PP, ha asegurado que tratará de garantizar sus derechos laborales.

Los sindicatos ERNE y ELA de la Ertzaintza han pedido en la concentración al Gobierno central que retire los recursos contra las convocatorias de empleo de la policía vasca, ya que la falta de efectivos "está generando un problema de seguridad pública en Euskadi".

El secretario general de ERNE, Roberto Seijó, ha explicado que las acciones judiciales contra las dos últimas convocatorias de empleo de la Ertzaintza "están llevando a un problema de funcionamiento" de ese cuerpo policial.

Los recursos afectan a la vigésimo quinta promoción de agentes y también "dejan en suspenso" la posibilidad de convocar una siguiente selección de candidatos, lo cual va a ocasionar "graves problemas" por la merma de la plantilla, debido a las jubilaciones.

Si no entran nuevos agentes, la Ertzaintza pasaría a tener en tres años alrededor de 1.000 agentes menos, -de los casi 8.000 actuales, a cerca de 7.000-, debido a las jubilaciones, lo que generaría "un problema de seguridad en las calles del País Vasco", ha indicado Seijó.

Confianza en el TSJPV

Los sindicatos confían en las palabras del presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, quien aseguró que los derechos subjetivos de los ertzainas no se verían afectados.

Según ERNE, el Gobierno del PP "está jugando políticamente con la Ertzaintza" y los partidos vascos "deberían responder a ese ataque" en aras a mantener la plantilla actual, considerando que es "necesaria y fundamental".

"No podemos entender que el Gobierno central esté jugando con la seguridad en Euskadi" ya que, a día de hoy, "no es ninguna tontería la alarma sobre el terrorismo yihadista" y la Ertzaintza debería responder a los requerimientos que establece la alerta 4 de seguridad en Europa, ha indicado.