Diario Vasco

Aparecen pintadas de apoyo a ETA en la sede del PSE de Zumaia

  • Los socialistas responsabilizan a la izquierda abertzale de este acto

La fachada de la Casa del Pueblo del PSE en Zumaia ha aparecido con dos pintadas en las que puede leerse las frases "Kanpora" (fuera) y "Gora ETA" (Viva ETA) que, según han informado fuentes municipales, han sido borradas esta misma mañana. Las pintadas de Zumaia, realizadas hace dos días, se unen a otros textos "amenazantes" dibujados sobre una txozna colocada, por primera vez, por la agrupación socialista en las campas de Arrate con motivo de la fiesta de la patrona de Eibar.

El PSE/EE ha explicado que en este segundo caso se trata de frases "insultantes y ofensivas" con las leyendas "PSOE = GAL", "Gure gorputzak gure erabakia" ("Nuestros cuerpos, nuestra decisión)" y "Gora heteropatriarkatua" (Vica el heteropatriarcado), de los que los socialistas han responsabilizado a la izquierda abertzale.

El secretario general del PSE-EE de Eibar, Eneko Andueza, ha condenado estas pintadas que, según ha dicho, muestran "la peor cara" y la intolerancia de la coalición soberanista, que parecía "cosa del pasado", pero "cada dos por tres vuelve a florecer". En su opinión, estos hechos constituyen "una nueva muestra de la rabia" que le produce a la izquierda abertzale compartir "con total libertad" espacios "que consideraban propios" y ha indicado que "le queda mucho camino por recorrer".

«Tiempos viejos»

En este mismo sentido se ha pronunciado la edil socialista en Zumaia, Arritxu Marañón, quien ha condenado "rotundamente" estas pintadas, que recuerdan a "tiempos viejos" ya superados en el País Vasco, al tiempo que ha advertido a sus autores de que "de esta manera no se va a ninguna parte".

Marañón se ha preguntado además si ésta es "la democracia de la izquierda abertzale" y le ha advertido de que "mal va por ese camino".

Por su parte, el alcalde de Zumaia, Oier Korta (PNV) ha expresado su rechazo a este tipo de actos que, según ha indicado, "están fuera de lugar porque, por suerte estamos en otro escenario y en otros tiempos".

"Parece que algunos añoran los años 80 y 90. No tiene ningún sentido y esperemos que se quede ahí. Creo que son hechos puntuales. Esperemos que sea un hecho aislado y que no se vuelva a repetir porque la gente está en otra etapa", ha precisado Korta.