Diario Vasco

El debate del bebé en el Congreso: de la conciliación familiar al «postureo»

fotogalería

Bescansa, con su bebé en el Congreso / AFP

  • Sigue la controversia por la decisión de la diputada de Podemos Carolina Bescansa de llevar a su hijo a la Cámara. Pedro Sánchez y Ada Colau apoyan a la diputada de Podemos mientras que Patxi López se opone

El debate está en la calle tras lo ocurrido este miércoles en el Congreso con el bebé de la diputada de Podemos Carolina Bescansa. ¿Es correcto que llevara a su hijo a la Cámara? Son varios los políticos que han dado su opinión al respecto.

Por un lado están los que se muestran a favor y ven en la decisión de Bescansa una reivindicación de la conciliación laboral y familiar. A sus compañeros de partido se han unido en su apoyo figuras como Ada Colau o Pedro Sánchez. La alcaldesa de Barcelona ha pedido revisar los horarios laborales para favorecer la conciliación. En una entrevista este jueves en Rac1, ha explicado que ella también llevó a su hijo «a todos los sitios durante los primeros meses», ya que ha asegurado que apoya la crianza con apego y ha reclamado que los bebés lactantes puedan estar con sus madres más tiempo.

Asimismo, ha señalado que el Ayuntamiento de Barcelona no dispone de guardería propia, aunque han creado espacios de acogida de menores en eventos concretos, como su investidura como alcaldesa, lo que "funcionó muy bien".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha considerado este jueves que la diputada de Podemos «está en su derecho de hacer lo que hizo». Sánchez, en declaraciones en 'Los desayunos de TVE', ha recordado que el PSOE siempre ha apostado por la igualdad entre hombres y mujeres y que cuando estuvo en el Gobierno, aprobó el permiso de paternidad para que se equiparara ese derecho y el voto telemático de las diputadas.

«La señora Bescansa está en su derecho de hacer lo que hizo y nosotros vamos a trabajar y a luchar por la igualdad entre hombres y mujeres», ha garantizado.

«Postureo»

La postura contraria la adopta precisamente el elegido nuevo presidente de la Cámara, Patxi López: «No me gustó», ha señalado el exlehendakari, que ha lamentado que una «opción personal» se convierta en «categoría general».

«Ayer hubo parte de espectáculo, que no es lo que más me gusta», ha afirmado López en sendas entrevistas en Onda Cero y Antena 3 en las que ha apostado por un parlamento en el que prime «el debate para buscar entendimiento» y por «dejar a un lado los espectáculos».

El nuevo presidente del Congreso ha subrayado que gestos como el de Bescansa no son la solución a la conciliación laboral, que «es mucho más que eso», y ha manifestado la necesidad de trabajar en esa dirección.

En una línea similar se ha expresado la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, que fue diputada del PNV en el Congreso. Tapia ha calificado lo ocurrido de «postureo» y tras apuntar que «el adanismo político ha pasado de moda», ha asegurado que «es momento no de gestos, sino de hacer políticas para la conciliación en el ámbito privado».

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Tapia ha afirmado que «lo importante es establecer medidas efectivas de igualdad de oportunidad entre hombres y mujeres». En este sentido, ha apuntado que el Gobierno vasco fue ya en 2005 precursor en establecer una Ley en el ámbito público.

A su juicio, «es el momento de pasar al ámbito privado porque una persona, sea hombre o mujer, que trabaja en una empresa, por ejemplo, en una línea de producción a turnos, realmente hay que adaptarle esas capacidades de igualdad y de conciliación de vida laboral y familiar, de forma diferente a alguien que puede ostentar un cargo público, a alguien que está en la Administración Pública, a un funcionario o a un directivo de una empresa, que realmente tiene otros horarios de trabajo».

Por ello, ha abogado por que se adopten medidas en este sentido y ha instado a «hacer más que a decir». «Ya el tiempo de decir se nos ha pasado. Llevamos mucho tiempo trabajando y ahora ya nos toca ir a lo privado y, desde ese punto de vista, desde el Departamento estamos trabajando en eso, en ver qué tenemos que hacer con las personas que trabajan en las empresas privadas», ha añadido.

Más lejos ha llegado la diputada del PP por Segovia Beatriz Escudero, que considera lo ocurrido «un insulto a las mujeres y a millones de madres». Después de subrayar que hay una guardería en el Congreso y que ni siquiera hay que matricular al bebé para que lo atiendan, Escudero ha añadido que, además, «se ha utilizado a un niño para montar un circo y conseguir una foto; dice poco de esta señora, es bastante denigrante».

Según la parlamentaria popular, en el mundo hay millones de mujeres y madres que «trabajan y se organizan y tienen que dejar a sus hijos, con pena, en la guardería o con familiares».