Diario Vasco

Un «hombre tranquilo» que se define «de centro»

Un «hombre tranquilo» que se define «de centro»

A Juan Carlos Cano le apasiona la política desde que tiene uso de razón, pero no se quitó el «gusanillo» de afiliarse a un partido, el PP, hasta que estaba cerca de los 40 años. Entonces, en 1994, sintió que debía compatibilizar su actividad profesional como ejecutivo empresarial con la política «para luchar por la libertad que algunos nos querían robar en esta tierra». Se enorgullece de que una de los primeras personas a las que conoció cuando se acercó a la sede del PP fue a Gregorio Ordóñez, a quien meses después ETA asesinó mientras comía en un bar de la Parte Vieja.

Aquel asesinato le hizo convencerse de que su participación en política era más necesaria que nunca. En 1995 fue elegido concejal de Andoain, cargo que ocupó durante cuatro legislaturas. A los diez años de afiliarse, decidió dejar su actividad profesional para dedicarse sólo a la política.

Cano se define como «un hombre tranquilo» que disfruta con la lectura o con los paseos con su mujer y su perro (con los que posa en el 'selfie' que acompaña este perfil). Se define «de centro» y le gusta el turismo cultural. «Conocer otros lugares te ayuda a ver que el mundo es plural y que es mejor trabajar todos juntos en vez de actuar 'contra' los demás», afirma.